Cavazos, Gómez, López, Pérez y Sheinbaum rinden breve homenaje a Markus Gross



Semblanzas

María Tereza Cavazos Pérez

Markus era muy reservado, pero afortunadamente participé con él en varias reuniones de un proyecto de modelación de viento que tuvimos desde 2018 y hasta el año pasado (2021), liderado por Vanesa y apoyado por el gobierno de Dinamarca. En esas reuniones me di cuenta de lo meticuloso que era para hacer sus estudios de modelación a escalas espaciales de metros, buscaba en cierta forma aumentar la precisión de las simulaciones.

Tenía varios proyectos. En el de viento hacía simulaciones cerca de la torre de viento de la Rumorosa; en la última reunión del proyecto presentó un avance utilizando deep learning que me dejó muy intrigada, se veía muy interesante. Espero que Vanesa pueda terminar ese estudio. Yo iba a participar en la última reunión del proyecto en Dinamarca, en diciembre del año pasado, pero por problemas académicos sólo fueron Vanesa y Markus. En ese viaje pudo visitar a sus papás por última vez. Lo vamos a extrañar.

José Gómez Valdés

La muerte de un investigador de nuestro departamento nos causa dolor a todos nosotros; en el caso de la partida del Dr. Markus Sebastián Gross, el golpe se duplicó, la compañera Dra. Vanesa Magar perdió a su esposo.

En el proceso de competencia por la plaza de investigador en el Departamento de Oceanografía Física, que se llevó a cabo en 2013, voté a su favor.  Para mí, un doctorado en ingeniería mecánica y un posdoctorado en Cambridge eran credenciales más que suficientes para ingresar al departamento. En CICESE, exploró y triunfó en otros campos. Alcanzó, en tiempo récord, reconocimiento internacional en la dinámica de fluidos computacional.

En esta breve nota sobre el Dr. Gross no puedo dejar de mencionar mi agradecimiento al apoyo que el posgrado en Oceanografía Física recibió de él durante el periodo que fungí como coordinador de este (2018-2021).  Ideó, creó e impartió el curso Computación en Ciencia en la que enseñaba a los estudiantes el estado del arte de los lenguajes de programación y la computación, “un curso sobre implementación y buenas prácticas” decía. Participó activamente en comités de tesis, coordinó exámenes de conocimientos básicos y exámenes predoctorales; todo esto lo hizo a su manera, en forma pulcra, sobria y eficiente.

Extraño los saludos que cruzábamos todos los días por la mañana al llegar a nuestras oficinas.

Juan Manuel López Mariscal

Conocí poco a Markus. Tuve poca oportunidad de interactuar con él.  Me pareció que era una persona seria, tranquila y muy centrada. Pensé que con el tiempo habría tiempo para irnos conociendo. Tenía ganas de entrar a su curso de Computación en Ciencia y de esa manera, tal vez, aprender un poco de Python. Tristemente, pensé que habría tiempo para pedirle oportunidad de entrar a su curso. Lo vamos a extrañar mucho.

Paula Pérez Brunius

Markus era una persona muy dedicada a su familia, a su trabajo, al deporte y a su casa. Aunque introvertido, tenía un sentido del humor que se reflejaba ya en el brillo travieso en los ojos que acompañaba a su sonrisa. Desde que llegó al departamento echó a andar nuevas áreas de investigación, nuevos cursos, nuevos congresos y el grupo de investigación de GEMLab que fundó junto con su esposa y colega Vanesa Magar.

Muy rápidamente aprendió bien el español y que recuerde no pasó más de un año antes de que ya se animara a dar clase en el idioma. El equipo familiar Vanesa+Markus+Damián también era el equipo académico, y en mi memoria queda verlos siempre juntos a los tres, ya fuera en la intensidad de la reunión anual de la UGM, en los tiempos en que Vanesa fue presidenta, o en los múltiples eventos deportivos en los que participó con Damián, corriendo con él en sus hombros y después corriendo a su lado, o en los eventos sociales en los que coincidimos.

Una anécdota medio al principio que me quedó muy marcada fue cuando yo todavía andaba mucho en bicicleta, y Markus nos invitó a mi compañera de deporte y a mí a un viaje a la sierra de San Pedro Mártir. En mi cabeza sonaba fantástico que nos llevaran autos a la cima y nos siguieran vigilándonos y cuidándonos mientras nos echábamos esa maravillosa bajada en bici, para terminar descansando en el Rancho Meling. ¡Oh sorpresa me llevé cuando descubrí que el plan era SUBIR pedaleando y bajar en auto!, lo cual, por supuesto, no hice y, si no me falla la memoria, él sí.

Julio Sheinbaum Pardo

Tuve el placer de estar en comités de tesis con estudiantes de Markus Gross y Cuauhtémoc Turrent en los que tuvimos muy buenas discusiones de ciencia y de muchas otras cosas. Siempre me acordaré de Markus diciéndome en forma muy tajante –y con toda razón– “¡Julio, ya hablaste tú, por favor ya no interrumpas!” dada mi tendencia conocida al respecto…

Fue un gran placer aprender de Markus aspectos realmente profundos sobre modelación numérica en fluidos geofísicos y sus perspectivas de desarrollo con aplicación en predicción meteorológica y climática.  Markus es reconocido mundialmente por sus contribuciones en estos temas. No es gratuito el que Markus fuera, antes de venir al CICESE, uno de los desarrolladores más importantes del modelo de nueva generación de la Meteorological Office de Gran Bretaña, cuyo objetivo era y es incorporar nuevos métodos numéricos y conocimientos sobre las interacciones a diferentes escalas para mejorar la predicción meteorológica. Organizó un congreso internacional sobre el tema en el CICESE.

Hemos perdido a un gran científico, colega y amigo.

Textos relacionados:

Homenaje póstumo a Markus S. Gross (1974-2022)

 

 

 

Palabras clave: Markus Gross, colegas DOF homenaje

anterior