Novedosa prueba PCR para detectar covid utilizando saliva, para estudiantes y empleados del CICESE


Un egresado de este centro, entre quienes desarrollaron la prueba en el LJI



Ciencias de la vida

A partir del 6 de septiembre y durante un mes, estudiantes y trabajadores del CICESE tienen acceso a kits gratuitos para detectar covid-19 utilizando saliva, que fueron desarrollados y facilitados por el Instituto La Jolla de Inmunología (LJI), donde un grupo de investigación en el que participa un egresado del CICESE ganó en marzo de este año el concurso XPrize de pruebas rápidas para detección de esta enfermedad.

Según dio a conocer la Dra. Patricia Juárez Camacho, investigadora del Departamento de Innovación Biomédica y coordinadora del posgrado en Ciencias de la Vida del CICESE, se habilitaron seis puntos con kits gratuitos en diversos edificios de este centro para beneficiar principalmente a los estudiantes de posgrado, aunque también los trabajadores que gusten realizarse la prueba pueden hacerlo.

Gracias a esta colaboración entre el posgrado en Ciencias de la Vida y el LJI, se instalaron módulos en la entrada de los edificios de Ciencias de la Tierra, Física Aplicada, Oceanología, DBEA-norte y DBEA-sur, así como en el edificio administrativo. Cada módulo contiene los kits con las instrucciones precisas para usarlo; las muestras serán recolectadas cada semana y se llevarán a LJI para su análisis. Los resultados son confidenciales y se darán a conocer a cada persona por correo electrónico.

La doctora Patricia Juárez informó que para concretar esta colaboración y hacer realidad estas novedosas pruebas PCR con saliva, primero tuvieron que firmarse convenios (general y de confidencialidad) entre el LJI y el CICESE, y se comprometieron a cumplir el protocolo de bioseguridad que implementaron allá para desarrollar actividades de detección.

Internamente se solicitaron los respectivos permisos a varias instancias de este centro: a la Dra. Rosa Mouriño, directora de la División de Biología Experimental y Aplicada, que coordina el grupo de Bioseguridad; a la dirección general y al director de Estudios de Posgrado, porque originalmente se había pensado que fueran exclusivas para los estudiantes. Viendo el número de muestras que pueden procesar en el LJI y, sobre todo, a la necesidad de aplicar tantas pruebas como fuera posible, se pudo ampliar a muchos más. De hecho, hay un número de pruebas acordado que se donará al Sector Salud en apoyo a nuestra comunidad.

El Instituto La Jolla de Inmunología informó que esta prueba basada en saliva es rápida, económica y permitió desde 2020 que los laboratorios del instituto reabrieran actividades de manera segura.

Fue desarrollada por un equipo de investigadores dirigido por Suzanne Alarcón, gerente del Núcleo de Secuenciación de Próxima Generación de LJI, y en él participaron Hannah Dose, Arturo Hernández, Kyle Tanguay y Rosalinda Díaz.

De izquierda a derecha: Arturo Hernández, Suzie Alarcón, Hannah Dose, Kyle Tanguay y Rosalinda Díaz.

Arturo Hernández, según explicó la doctora Patricia Juárez, es egresado de la maestría en Ciencias de la Vida del CICESE. Obtuvo su grado hace año y medio teniendo como director de tesis al Dr. Pierrick Fournier, investigador en Innovación Biomédica, quien lo entrenó en el área de cáncer. Actualmente trabaja en el laboratorio ganador del premio XPrize por la detección de covid en saliva.

Esto, además de que resultó clave para lograr esta colaboración con el CICESE, demuestra la  calidad de nuestros egresados que están trabajando en instituciones de clase mundial. “Nuestros alumnos están teniendo alas por sí solos; llegan a buenos lugares, están bien entrenados y puedan desempeñarse en este tipo de investigaciones”.

En el LJI, Alarcón y su equipo asumieron el proyecto en 2020, antes de que se aprobara cualquier prueba de covid-19 basada en saliva. Este enfoque fue una apuesta, pero el LJI necesitaba una prueba de detección que fuera más fácil de administrar que un análisis de sangre o un hisopo nasal profundo. Esta prueba fue la mejor opción.

El Instituto La Jolla de Inmunología detalla así su experiencia: “Una vez que los empleados envían su muestra de saliva, se examina en busca de trazas del virus SARS-CoV-2. Los investigadores encontraron que buscar las partículas virales, en lugar de buscar otros signos de infección (como anticuerpos), puede permitir una detección temprana. Para lograr esto, el equipo de Alarcón realiza un ensayo RT-qPCR de un solo paso para detectar material genético del SARS-CoV-2. La estrategia básica es la misma que la primera prueba SARS-CoV-2 de los Centros para el Control de Enfermedades (de Estados Unidos), pero el equipo del LJI ha trabajado para hacerla más rápida, segura y económica.

“Alarcón y sus compañeros de equipo usan calor para inactivar el virus (antes de destapar el kit) y un detergente para procesar la muestra, eliminando la costosa y lenta necesidad de extraer o purificar ARN de una muestra cruda. Luego repiten cada pantalla para verificar la precisión del resultado. Debido a que la reacción para detectar el virus se realiza con un volumen bajo, los científicos pueden realizar un cribado de alto rendimiento a bajo costo. Todo el protocolo se puede realizar en menos de un día y solo cuesta $ 1.21 (dólares).

“La detección ha demostrado ser precisa en pruebas clínicas validadas de forma independiente, y los empleados de LJI han adoptado el proceso simple de enviar muestras de saliva. El equipo de Alarcón procesa cerca de 300 muestras cada semana como parte del esfuerzo del Instituto para mantener seguros a los empleados”.

Cuando se abrió el concurso organizado por XPrize para buscar soluciones rápidas, baratas, repetibles y fáciles de usar, que ayudaran a la sociedad a reabrirse y volver a sus actividades cotidianas de forma segura, el grupo de la Dra. Alarcón supo que su prueba encajaba perfectamente. Y ganaron.

XPrize anunció a los cinco grupos de investigación ganadores, todos estadounidenses, el pasado 16 de marzo. Estos cinco equipos fueron seleccionados de un grupo de 20 finalistas, cuyos kits de prueba y protocolos se enviaron, a su vez, a dos laboratorios separados para su validación clínica. Los jueces independientes, compuestos por diversos expertos en la atención médica y del ámbito covid-19, revisaron los resultados de laboratorio de cada equipo, los conceptos de prueba y las propuestas antes de decidir los ganadores.

De los cinco ganadores, cuatro basaron sus pruebas de detección en ARN y uno es una prueba de antígeno.

Según el director ejecutivo de XPrize, Anousheh Ansari, “comenzamos este viaje para asegurarnos de que las comunidades de todo el mundo tengan acceso a pruebas de covid-19 rápidas, asequibles y fáciles de usar. Estamos agradecidos de contar con los mejores equipos emprendedores y científicos a bordo para ayudar a llevar sus soluciones a escala para que podamos reabrir correctamente escuelas, empresas y otras instituciones vitales en todo el mundo ".

Adicionalmente, Jeff Huber, presidente y cofundador de Open Covid Screen, dijo que las pruebas rápidas de covid “están proporcionando una red de seguridad para garantizar que la propagación de la enfermedad esté contenida (…), y que son clave para ayudar a las comunidades desatendidas y de escasos recursos a obtener acceso a pruebas precisas y asequibles y, en última instancia, salvar más vidas ahora y en el futuro”.

 

Palabras clave: prueba covid, Arturo Hernández, Patricia Juárez, XPrize, LJI

anterior