Colaboración y trabajo en red esenciales para la observación del océano global


POGO reúne a las principales instituciones de investigación oceánica del mundo



Ciencias del mar y de la Tierra

El océano es demasiado vasto para que una nación, y mucho menos una organización, pueda enfrentar desafíos como la mitigación y la adaptación al cambio climático, proveer alimento a la creciente población mundial, proporcionar energía limpia para impulsar la economía, aumentar la resiliencia ante los peligros del mar e incidir para que la humanidad encuentre en el océano una fuente de esperanza e inspiración.

Por ello, 56 instituciones –las principales de investigación oceánica del mundo– de 31 países integran la Asociación para la Observación del Océano Global (POGO, por sus siglas en inglés), cuya 25ª reunión tuvo lugar del 22 al 25 de enero en el CICESE, bajo la organización de su División de Oceanología, la única institución mexicana afiliada a POGO. El encuentro sumó la participación 100 asistentes de 17 países.

POGO 25 incluyó sesiones acerca de la oceanografía y la observación de los mares en México; contaminación marina por plásticos, mercurio y productos orgánicos; monitoreo acústico; una mesa redonda con la industria; exposición de posters; la firma de un convenio que inauguró el Nodo Regional del Pacífico Occidental de POGO, con sede en Qingdao, China, así como temas asociados al desarrollo, organización y renovación de la presidencia de la asociación, cuyo nuevo titular, el capitán Francisco Arias es el primer latinoamericano en ocupar dicho cargo.

El martes 23 de enero presidieron la ceremonia de inauguración los doctores Alma Rosa García Juárez, titular de la Secretaría de Pesca y Acuicultura (Sepesca); Nicholas J.P. Owens, presidente de POGO; David Covarrubias Rosales, director general del CICESE, y Carmen Paniagua Chávez, directora de Oceanología de este centro, con la conducción de Lydia Ladah, como maestra de ceremonias, quien destacó: “Este es un momento crítico para nuestro planeta, con desafíos geopolíticos y de cambio climático cada vez mayores. La comprensión de nuestros océanos puede ser la clave para mitigar y adaptarnos a estos desafíos globales, para la paz, la seguridad y la prosperidad, a medida que avanzamos en este mundo cada vez más conectado”.

Al dar la bienvenida al encuentro internacional, David Covarrubias Rosales y Carmen Paniagua Chávez coincidieron en señalar la feliz coincidencia de dos aniversarios significativos: el 25 de POGO y el 50 del CICESE.

El director general del CICESE destacó la celebración de la primera reunión POGO en América latina y recordó que desde la fundación de este centro la exploración del océano ha ocupado una posición central en la investigación en un amplio espectro de temas y regiones. Ponderó el reconocimiento nacional e internacional que tiene el Departamento de Oceanografía Física por sus aportes en la investigación.

CICESE está comprometido en abordar cuestiones críticas relacionadas con el océano, incluida la sostenibilidad, la ecología marina, el cambio climático y los peligros que podrían asolar las lagunas costeras, con un enfoque integral de investigación y educación que contribuyen a la mejor comprensión de nuestro entorno marino.

Hace dos años, recordó, Ensenada fue seleccionada para integrarse al programa internacional Ocean Cities Network para la conservación y el desarrollo sostenible de las zonas costeras, esfuerzo del cual forma parte el CICESE colaborando con actividades que involucran a toda la comunidad.

Carmen Paniagua destacó las investigaciones científicas y los programas que apuntan hacia la comprensión de los entornos marinos, y acciones para educar y desentrañar la complejidad de los océanos que pueden definir la integración y colaboraciones durante la reunión en curso.

“La sinergia entre POGO y CICESE promete generar soluciones innovadoras, fomentar asociaciones significativas y contribuir al esfuerzo global de sostener nuestros océanos para el bienestar de nuestro planeta”, aseveró la directora de Oceanología.

En representación de Marina del Pilar Ávila Olmeda, gobernadora de Baja California, Alma Rosa García Juárez, titular de Sepesca, señaló: “México cuenta con infraestructura, sustento científico y experiencia que nos hacen más competitivos y conscientes de lo que tenemos, y cómo lo podemos cuidar, pero es importante sumar esfuerzos con académicos, con representantes del sector productivo y con todos los niveles de gobierno”.

La funcionaria estatal aseguró que el Departamento de Oceanografía Física del CICESE constituye un ejemplo nacional para la generación de conocimientos, cuyos resultados –agregó– se multiplican con el trabajo colaborativo con otras instituciones mexicanas –UABC, UNAM, CIBNOR– y extranjeras, como la Universidad de California y el Instituto Scripps de San Diego.

En su última reunión como presidente de POGO, Nicholas Owens destacó el número de instituciones que ahora conforman la asociación y la presencia de los directores de las principales instituciones oceanográficas. Durante 25 años, “hemos trabajado para impulsar a la próxima generación de científicos que está participando en la observación del océano global, contribuyendo al desarrollo de esta asociación y comunicando su importancia”.

Ya hemos escuchado, dijo, acerca de los desafíos ambientales que enfrenta el planeta –pérdida de biodiversidad, cambio climático–, pero la única manera en que la sociedad podrá adaptarse y enfrentar estos desafíos, e impulsar el liderazgo que se necesita para resolverlos es la colaboración internacional.

Si consideramos la profundidad del océano, que constituye el 95% del espacio vital disponible en este planeta, la única manera de explorarlo es mirándolo. La palabra clave es la observación que desde su origen ha dado sentido a la convocatoria de POGO. “Es la línea que guía lo que presentamos hoy y continuaremos haciendo como asociación, por lo que es un gran placer y un honor estar aquí como presidente, cargo que próximamente entregaré al Capitán Francisco Arias”.

CICESE en POGO

La División de Oceanología del CICESE se integró en abril de 2016 a POGO, asociación que fue creada en 1999, por las principales instituciones oceanográficas del mundo para promover la oceanografía global y cuyo trabajo se desarrolla bajo tres principales pilares: la innovación en la observación de los océanos, el desarrollo de capacidades y la divulgación y promoción.

En entrevista Nicholas Owens, presidente de POGO, destacó la adhesión del CICESE a la asociación toda vez que México es uno de los pocos países con dos océanos, el Pacífico y el Atlántico, y son muy destacadas las investigaciones científicas de este centro.

A escasos días de entregar la presidencia de POGO que ocupó durante cinco años, Owens considera que uno de los retos más importantes es hacer llegar los mensajes de la comunidad científica a diversos públicos.

“Desde los primeros humanos siempre ha habido interés en los océanos, como fuente de comida y medio de transporte, pero hay más que el océano hace por nosotros y tenemos que comunicarlo al resto de la sociedad”.

Desde su incorporación a POGO, la División de Oceanología del CICESE ha participado en los tres pilares y en la gobernanza de POGO. En innovación en observaciones oceánicas, el CICESE forma parte del equipo de trabajo del Grupo de Observación Oceanográfica y Meteorológica del Golfo de México (GMOMOG).

Respecto al desarrollo de capacidades, POGO ha brindado capacitación en observaciones oceánicas a 34 científicos oceánicos mexicanos desde 2001, antes de su incorporación formal. El 20% de los estudiantes mexicanos estuvieron afiliados al CICESE en algún momento de sus carreras.

En materia de divulgación y promoción, el CICESE contribuyó con un estudio de caso “Preparándose para el próximo gran derrame de petróleo” difundido en el sitio de la asociación.

También en entrevista, Edgar Pavía, uno de los principales promotores de la inclusión del CICESE a POGO –junto con Federico Graef y Guido Marinone–, rememoró el ingreso formal de la División de Oceanología en 2016 y su participación en el comité ejecutivo durante los seis años que fungió como director de dicha división.

Ahora toca a Carmen Paniagua ser parte del comité ejecutivo y seguir impulsando el trabajo colaborativo con POGO. “Nosotros solamente abrimos la puerta”. Y en un rápido balance de ocho años de presencia del CICESE en la asociación, Edgar Pavía destaca la realización de una sesión especial de los estudios y programas de oceanografía y observación de los océanos en México, ya que permitió en esta reunión poner en la mira internacional a Ensenada, al CICESE, y lo que se hace en el país.

“En la reunión de ayer se comentó que queremos tener equipo para monitorear el DNA en el ambiente. Lo que se discute en POGO es tomado en cuenta por los fabricantes que comienzan a desarrollar el equipo necesario. POGO es una voz que se escucha a nivel internacional, por eso está integrado por los directores de las instituciones porque se necesita poder de decisiones. Se han hecho documentos y enviado a foros como el de los G-8 y han respondido las oficinas de Obama, Angela Merkel, Macrón”.

Además, Edgar Pavía destacó la participación institucional en la Declaración de Cabo Verde de POGO, relacionada con los países del tercer mundo, así como la invitación al capitán Francisco Arias, quien a partir de este año será el nuevo presidente de POGO, el primer latinoamericano en ocupar dicho cargo.

En capacitación, uno de los tres pilares de acción de POGO, Pavía considera que, aunque ha habido algunas estancias estudiantiles, hay que reforzar esta acción para que más estudiantes la aprovechen y en un futuro “quizá también podríamos entrenar a estudiantes en cruceros del CICESE”.

--

Nota relacionada:

La División de Oceanología se integra a la Asociación para la Observación de los Océanos Globales

 

 

Palabras clave: POGO, cambio climático, biodiversidad, Nicholas Owens

anterior