Navegando desde la curiosidad hacia las fronteras de la tecnología y la investigación




Semblanzas

El camino del Dr. Ismael Edrein Espinosa Curiel hacia la investigación no siguió un plan meticuloso. Fue un emocionante viaje moldeado por su insaciable curiosidad y las oportunidades inesperadas que la vida le brindó.

Desde su infancia, al doctor Ismael Espinosa siempre le asaltaban preguntas sobre el porqué y el cómo de las cosas que ocurrían a su alrededor, y se empeñaba por encontrar respuestas y soluciones.

Al inicio dicha fascinación se enfocó en la naturaleza, encontrando en los insectos una fuente inagotable de inspiración. Las diversas formas, colores y comportamientos de estos diminutos seres capturaron su atención, sumergiéndolo en horas de maravilla y reflexión. Con el paso del tiempo, esta inclinación evolucionó hacia una exploración más profunda del reino animal. La observación minuciosa y la comprensión empática del comportamiento canino despertaron en él el interés de adentrarse en el mundo de la veterinaria.

Sin embargo, su curiosidad trascendió los límites del reino animal. Con el pasar del tiempo, su espíritu explorador se aventuró por otros campos como la historia y la arqueología, cautivado por el misterio que envuelve el destino de civilizaciones antiguas y el desarrollo de conocimientos avanzados.

La chispa de su curiosidad se avivó aún más gracias al adquirir habilidades prácticas en mecánica y construcción fomentadas por su padre. Esto y su deseo innato de experimentar lo llevó a emprender proyectos audaces, entre ellos, el desafío de construir un helicóptero en miniatura. Aunque el vuelo de esta aeronave no llegó a materializarse, la travesía de enfrentar este complejo desafío dejó en claro su inquebrantable determinación.

Una computadora perfila el camino

A medida que crecía, el hoy doctor Ismael experimentó un cambio significativo en sus intereses cuando su padre adquirió una computadora Intel 80486 DX2. Este acontecimiento marcó el inicio de su fascinación por la programación, llevándolo a sumergirse en el estudio de la informática y programación durante su bachillerato.

Además, en esta misma etapa, motivado por los desafíos personales que enfrentaban sus amigos, cultivó un profundo interés por la psicología y el comportamiento humano. En su búsqueda por entender la complejidad de la mente humana, se embarcó en el análisis de los comportamientos de las personas, qué motiva esos comportamientos y cómo pueden transformarse.

En la universidad, Ismael Espinosa decidió estudiar la Ingeniería en Sistemas Computacionales, donde no solo sobresalió en el desarrollo de sistemas computacionales, sino que también demostró habilidades para la coordinación de equipos y la gestión de proyectos. Durante este periodo, sucedió un momento verdaderamente trascendental, en un verano de investigación, se encontró con la maestría en Ciencias de la Computación del CICESE. En ese instante, se bosquejó en su mente un sendero que conduciría al cumplimiento de uno de sus sueños: cursar un posgrado.

Al graduarse de la licenciatura se adentró en la industria de la domótica con la visión de crear casas inteligentes y forjar un camino empresarial en este sector, pero la llamada hacia la investigación resonó en su ser. Esta voz interior le instó a buscar desafíos aún más significativos, impulsándolo a embarcarse en la travesía transformadora de un posgrado. En su viaje académico en el CICESE, conoció a la doctora Josefina Rodríguez, quien lo sumergió en el mundo de la Ingeniería del Software desde una perspectiva humana. Estos campos, que ya había explorado en diversas etapas de su vida, se convirtieron en la fuente vehemente de su pasión.

Aunque nunca había vislumbrado la posibilidad de embarcarse en un doctorado, Ismael Espinosa se vio, eventualmente, inmerso en esta apasionante empresa. Centró su tesis en el desarrollo de tecnología destinada a facilitar la adopción de estándares de calidad de procesos en empresas MiPyME (micro, pequeña o medianas); no solo esbozó un sendero académico, sino que también encendió un compromiso profundo con la creación de soluciones prácticas destinadas a mejorar el tejido empresarial.

“Al concluir mi doctorado en Ciencias de la Computación en el CICESE, colaboré con la Dra. Josefina Rodríguez y el Dr. Alberto Fernández para establecer la Unidad del CICESE en Tepic, Nayarit (CICESE-UT³)”, comentó Espinosa Curiel.

Agentes de cambio social

Como investigador del CICESE-UT³, el joven investigador persiste en la búsqueda de la investigación aplicada y el desarrollo tecnológico con un claro propósito: impactar positivamente en la sociedad. Entre sus proyectos de investigación, destacan los de cómputo persuasivo, una fusión innovadora de la computación y la psicología. Su enfoque se centra en comprender cómo las personas interactúan con los sistemas y cómo estos pueden ejercer influencia en su conocimiento, actitudes y comportamiento, aplicando esos saberes a diversos sectores, como la educacion, la salud, la cultura, la agricultura y el turismo.

Participando activamente en proyectos que van desde el equipamiento de laboratorios hasta la creación de tecnologías persuasivas. Sus mayores contribuciones se encuentran reflejadas en videojuegos serios y aplicaciones móviles persuasivas, concebidas no solo como herramientas tecnológicas innovadoras, sino como agentes de cambio social.

Estos proyectos buscan beneficiar a la sociedad fomentando hábitos alimenticios saludables, promover el autoabastecimiento familiar sostenible, prevenir el consumo de drogas, crear conciencia sobre lugares turísticos históricos y sensibilizar acerca de las culturas indígenas, entre otros propósitos.

En la actualidad, el Dr. Espinosa está expandiendo sus horizontes de investigación hacia dos áreas novedosas: el desarrollo de sistemas interactivos inteligentes y el estudio de la interacción entre las personas y sistemas inteligentes. Su enfoque resalta la importancia de la ética y transparencia en los sistemas.

Destaca que, a diferencia de la relación con un especialista humano, la confianza en un sistema experto aún no ha sido completamente explorada y presenta particularidades, como el hecho de que las personas confían sin comprender plenamente cómo los sistemas generan sus recomendaciones o los sesgos que puedan tener.

La convergencia entre la curiosidad inquisitiva de su infancia, la amplitud de sus intereses y la aplicación concreta del conocimiento ha transformado al Dr. Ismael Espinosa en un investigador apasionado por comprender el mundo y contribuir a la mejora de la sociedad. Contempla un futuro vibrante, colmado de desafíos estimulantes y descubrimientos innovadores en la investigación y aplicación de la tecnología. Su visión se orienta hacia la generación de cambios positivos en la sociedad, aspirando a que sus contribuciones sean las semillas que inspiren y guíen a las nuevas generaciones hacia un futuro prometedor.

Palabras clave: tecnologías persuasivas, videojuegos serios, aplicaciones móviles persuasivas, agentes cambio social

anterior