Cambio climático, un desafío para la comunicación pública de la ciencia


“Hay que comunicar buenas noticias”: Elaine Reynoso



Ciencias del mar y de la Tierra

Comunicar sobre el cambio climático conlleva diversos desafíos relacionados con la complejidad del tema, con intereses políticos y económicos y con aspectos emocionales, expuso Elaine Reynoso Haynes, especialista en comunicación pública de la ciencia.

Elaine Reynoso, quien forma parte de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, impartió en el CICESE la conferencia “Cómo comunicar el tema del cambio climático”, el pasado 1 de noviembre, como parte del programa del Festival del Conocimiento 2022.

Durante la conferencia, expuso su experiencia desarrollando la sala sobre cambio climático y desarrollo sustentable para el museo de ciencias de Morelos, proyecto que se planteó como objetivo sensibilizar a los visitantes del museo sobre el manejo integral y sustentable de los recursos naturales.

Apuntó que, para este caso en particular, se implementaron estrategias de comunicación pública de la ciencia con un enfoque de “herramienta política para provocar cambios en la población”.

Un tema complejo

Elaine Reynoso hizo énfasis en las dificultades para comunicar sobre cambio climático, debido principalmente a que interviene una gran cantidad de variables que a su vez están entrelazadas.

No obstante, consideró que lo primordial es lograr explicar a los públicos, con un lenguaje accesible, cómo se construyen los escenarios de cambio climático y que estos sirven para tomar decisiones y diseñar estrategias de mitigación.

Otro mensaje importante asociado a la complejidad, anotó, está relacionado con los acuerdos internacionales, nacionales y locales que se establecen como respuesta a los problemas que desencadena el cambio climático.

Enfatizó que los mensajes se deben emitir en un marco “Glocal”, lo que significa ofrecer un escenario global del problema, pero también abordar cuáles son los impactos a nivel local.

Factores emotivos, políticos y sociales

A la complejidad del tema se suman factores emotivos de las audiencias que, desde la perspectiva de Elaine Reynoso, también deben ser tomados en cuenta al diseñar y emitir mensajes.

Uno de los factores emotivos es el que provoca el traslado de la responsabilidad a otras personas o sectores de la sociedad, como pueden ser las autoridades gubernamentales.

Otro factor, mencionado durante la conferencia, es que las personas tomen una postura derrotista y sientan que las acciones individuales no tendrán ninguna repercusión para mitigar los efectos del cambio climático.

El tercer factor asociado a las emociones es aquel que lleva a las personas a considerar que, porque los recursos siguen disponibles, siempre estarán ahí: “Nos cuesta trabajo imaginarnos la vida de otra manera”, advirtió la conferencista.

Ante este escenario, recomendó diseñar mensajes que muestren a las audiencias el impacto que tiene la suma de acciones individuales como el uso racional de energía, ahorrar agua o separar basura.

Finalmente, entre los factores que influyen en la comunicación del cambio climático, están aquellos relacionados con variables políticas y sociales, como el hecho de que los países menos desarrollados se están llevando el mayor impacto.

En esta categoría, de acuerdo con la expositora, también influye el concepto de justicia histórica, las normas y leyes y la exigencia de una mayor vigilancia a los sectores que producen gases de efecto invernadero, tales como la industria y el transporte.

Buenas noticias

Tomando en cuenta los tres tipos de factores (políticos, emotivos y asociados a la complejidad del tema), Elaine Reynoso subrayó que el reto es comunicar el problema sin alarmar.

“La exageración alarmista lleva al enojo, desasosiego, depresión, resignación e inactividad. Hay que hacer énfasis en que la situación es grave, pero todavía hay algo por hacer”, advirtió.

Ejemplificó que algunas historias pueden tratar sobre cómo se ha logrado revertir el impacto del cambio climático en algunos lugares o cuál es el impacto de la suma de esfuerzos.

“Hay que comunicar buenas noticias”, concluyó.

Palabras clave: cambio climático, comunicación, ciencia

anterior