Siguen investigaciones en el Golfo de México: CICESE participa con centros de Estados Unidos




Ciencias del mar y de la Tierra

Cinco investigadores del Departamento de Oceanografía Física del CICESE participan en la tercera fase del programa Comprensión de los Sistemas Oceánicos del Golfo (UGOS-3, por sus siglas en inglés), el cual es auspiciado por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos con un monto de 22 millones de dólares para los próximos cinco años. Este programa pretende mejorar el pronóstico de la dinámica oceánica del Golfo de México, incluida la corriente de Lazo, sus remolinos y el canal de Yucatán, y forma parte de un consorcio llamado Programa de Investigación del Golfo (GRP, por sus siglas en inglés).

Según explicó el Dr. Julio Sheinbaum Pardo, el GRP surge como un programa científico luego del desastre provocado en 2010 por el derrame de hidrocarburos en la plataforma DeepWater Horizon, y de que la empresa British Petroleum tuviera que indemnizar al gobierno de Estados Unidos y de algunos estados colindantes con el Golfo de México por la cantidad de 500 millones de dólares.

Ese dinero fue destinado a las Academias Nacionales de aquel país, que decidieron financiar proyectos, subvenciones, becas y otras actividades en las áreas de investigación y desarrollo, educación y capacitación, y monitoreo y síntesis por los siguientes 30 años, integrando así el GRP, que inicialmente se propuso fomentar la investigación incluso trinacional, buscando la colaboración entre investigadores de México, Cuba y de Estados Unidos.

En 2018 comenzó la primera fase del programa UGOS. Al igual que los proyectos financiados por el CONACYT en México en los que participan varias instituciones, siempre hay una de ellas que figura como responsable. Así, inicialmente se apoyó, entre otros, un proyecto de modelación numérica de la corriente de Lazo en el que participaron grupos del Instituto Scripps de Oceanografía, del Instituto Tecnológico de Massachussets, de la Universidad Estatal de Florida y del CICESE (Julio Sheinbaum), bajo la responsabilidad de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Para la segunda fase, UGOS-2, se obtuvo además financiamiento para otros dos proyectos con participación de investigadores del CICESE: uno de ellos para colaborar en las mediciones en el canal de Yucatán utilizando anclajes, lidereado por el Instituto Scripps de Oceanografía y con el Dr. Julio Candela Pérez como responsable por el CICESE, y otro, con el Instituto de Oceanografía de Woods Hole como institución líder y la Dra. Paula Pérez Brunius como responsable del grupo CICESE. En este proyecto se realizaron mediciones con sondas llamadas Argos, las cuales se lanzan y hunden a cierta profundidad midiendo varios parámetros oceanográficos, deambulan por un tiempo siguiendo las corrientes y suben a la superficie para enviar sus datos a un satélite. Las sondas Argos pueden estar años en el mar repitiendo esta maniobra.

La fase 3 comenzó el 1 de marzo de este año y consolida varios de los proyectos que habían financiado por separado, según explicó el doctor Sheinbaum; continúan los trabajos de modelación y mediciones de ellos tres (Sheinbaum, Candela y Pérez Brunius), y se suman dos investigadores más del CICESE: Miguel José Costa de Almeida Tenreiro y Enric Pallàs Sanz, incorporando nuevas tecnologías de medición oceánica, los planeadores submarinos (gliders), en escalas horizontales y verticales antes invisibles (la submesoescala), a un proyecto que es liderado por la Universidad de Texas A&M.

Julio Sheinbaum, Julio Candela, Paula Pérez, Enric Pallàs y Miguel Tenreiro

La información que proporciona el GRP en su pagina web señala que se integraron tres consorcios, los cuales “trabajarán en colaboración para aplicar datos existentes y emergentes para mejorar el pronóstico operativo de la dinámica oceánica del Golfo de México (…) Las predicciones mejoradas de estas corrientes y remolinos ayudarán a evitar condiciones de riesgo para la extracción y producción de petróleo, reduciendo así los riesgos para los trabajadores en alta mar. También ayudarán a mejorar la respuesta a los derrames de petróleo, el pronóstico del tiempo y la gestión sostenible de los recursos pesqueros del golfo.”

Los consorcios son: 1. Avances en el pronóstico operacional del Golfo de México con aplicación a la pesca, la seguridad industrial y los peligros naturales (GOFFISH), a cargo de la Universidad Estatal de Florida, 2. Un sistema operacional que utiliza observaciones del interior oceánico en tiempo real para mejorar los pronósticos de la corriente de Lazo, de la Institución Oceanográfica Woods Hole, y 3. Consorcio del golfo para la reducción de riesgos en alta mar involucrando a las partes interesadas (GulfCORES), bajo la responsabilidad de la Universidad Texas A&M.

La intención en esta tercera fase del proyecto UGOS es “reunir mediciones satelitales y datos recopilados de instrumentos avanzados que están a la deriva, planeando o anclados en el golfo (desde el mar Caribe hacia el golfo a través del estrecho de Yucatán) e incorporar estas observaciones en modelos que permitan mejorar la comprensión y la capacidad de previsión de la corriente del Lazo y sus remolinos”.

Según Julio Sheinbaum, la incorporación del CICESE al GRP y, en particular, a las diferentes fases del programa UGOS, se debe al trabajo realizado a lo largo de muchos años.

Por una parte, desde el principio en el GRP se planteó que debería haber colaboración internacional, por lo que de alguna manera estaban obligados a incorporar investigadores mexicanos. Pero, por otro lado, “la gente (en la academia) tenía conocimiento de las actividades que habíamos hecho en Yucatán desde los 90 con el grupo de investigación CANEK, así como del CIGoM. Los financiamientos a nuestras actividades de medición y modelación no pueden hacerse en forma directa por las Academias y debemos asociarnos con instituciones de Estados Unidos porque son las que reciben el dinero.

“Sin embargo, a nosotros nos sirvió para formalizar, en proyectos concretos, colaboraciones importantes. Por ejemplo, la del Dr. Candela y el grupo CANEK con uno de los grupos en Scripps especializado en anclajes profundos, el del Dr. Uwe Send; a ellos les sirve la experiencia que nosotros tenemos y a nosotros la que ellos tienen. La verdad ha sido una colaboración interesante y enriquecedora para ambas partes. En las otras mediciones te podría decir lo mismo, al igual que en modelación. Es interesante y bueno que se considere que el trabajo que hacemos aquí es un trabajo serio y relevante, que contribuye al conocimiento general de lo que sucede en el Golfo de México”.

De acuerdo a un vocero de las Academias Nacionales, una de las prioridades del programa GRP “es hacer que la información científica rica en datos esté disponible para los tomadores de decisiones en el golfo”. Julio Sheinbaum comentó que en realidad la información obtenida estará disponible a cualquier persona en sitios WEB.

“Esta política de datos abiertos se está implementando en Estados Unidos y en Europa: los aparatos salen del agua y los datos, así como están, se suben a la red para hacerlos públicos. Los pronósticos también. De hecho, se financió a un grupo para coordinar y organizar la información de estos proyectos y generar una base de datos. Si esa información ayuda a los tomadores de decisiones, pues qué bueno. Pero en realidad está o estará abierta a todo el público”, consideró.

A pesar de que UGOS-3 se puede ver como un proyecto integrador y de que los pronósticos que de él surjan pueden tener aplicaciones en la pesca, la seguridad industrial y en la prevención de desastres naturales, los proyectos están muy enfocados a la oceanografía física. “…Y esto no creas que tenía muy contentos a quienes trabajan en oceanografía biológica, química y otras áreas...”. Pero parece que ha habido un cambio de planes y en el futuro, una parte importante de los recursos los van a dedicar a otras áreas además de la oceanografía física. Es de esperarse que salgan convocatorias en varios temas, incluidas cuestiones sociales y sobre requerimientos de comunidades de la costa del Golfo de México en Estados Unidos. “Están también buscando socios para el financiamiento; ojalá se siga impulsando la colaboración internacional”, comentó finalmente.

 

Palabras clave: Golfo de México, Julio Sheinbaum, UGOS, GRP

anterior