Unidad La Paz: crece e incorpora más proyectos, servicios y espacio físico




Vinculación

Como resultado de un ejercicio de planeación en la Unidad la Paz (ULP) del CICESE, se proyecta incorporar 17 proyectos de investigación a su plan de trabajo 2022 alineados a los objetivos estratégicos y metas institucionales, además de ofrecer servicios especializados, mayor integración en los posgrados propios y consolidar la colaboración con otros grupos de investigación en aquella región.

Esto lo destacó el Dr. Eduardo Palacios Castro, coordinador de la ULP, durante la visita que hizo el director general del CICESE, Dr. David H. Covarrubias Rosales, a esta unidad el pasado 24 de noviembre, en la que sostuvo reuniones con todo el personal y recorrió el terreno adjunto de 300 metros cuadrados que recién se adquirió y con el que se pretende ampliar esta unidad foránea, la primera de tres, que estableció el CICESE en 1996 para expandir sus actividades de investigación y docencia.

En una primera reunión estuvo presente la planta de investigadores de la ULP. En ella, el Dr. Eduardo Palacios destacó que se trata de un grupo transdisciplinario en áreas de física y ecología, que realiza trabajo de campo con el que monitorean sobre todo condiciones físicas y ecológicas, y con un fuerte enfoque en riesgos y peligros naturales, “algo que nos distingue de las otras unidades del CICESE”.

Dijo que de 23 trabajadores que componen la unidad, 15 son investigadores (de nómina, cátedras, por convenio y adjuntos), todos consolidados y adscritos al Sistema Nacional de Investigadores. Al cierre del año pasado, el número de publicaciones por investigador incrementó de 2.2 a 2.8, al igual que el número de estudiantes cuyas tesis que están siendo dirigidas por este personal: a 13 de doctorado y 9 de maestría, de alumnos inscritos en el CICIMAR, la UABCS, el Tecnológico de La Paz, la UNAM, la Universidad de Nuevo México y el propio CICESE.

Si bien las líneas de investigación que cultivan son únicas en Baja California Sur y el tamaño mismo de la unidad posibilita una colaboración amplia y estrecha con otros grupos de investigación y educación de la región, no se contempla abrir un posgrado propio. “Todos ya participamos en los posgrados del CICESE: en Ciencias de la Vida, Ecología Marina, Oceanografía Física y en Ciencias de la Tierra. Depende de la opinión que tenga cada uno de los investigadores, pero siento que más que abrir un nuevo posgrado, debemos reforzar con nuestras capacidades los posgrados que ya existen, y captar más estudiantes del CICESE”.

Lo que sí es necesario es abatir las limitaciones que tiene la unidad actualmente: en infraestructura física y en laboratorios, en soporte técnico y de supercómputo, y con ello elevar el nivel de vinculación, fomentar el diseño de servicios especializados y la captación de recursos propios.

Con la extinción del Fideicomiso CICESE quedó un fondo patrimonial, y una parte de este fondo pudo destinarse para construir una barda perimetral en el terreno que se adquirió y que colinda con la parte trasera de la unidad. Son 300 metros cuadrados donde ya se piensa resguardar los vehículos y las embarcaciones menores que se tienen. “Eventualmente habrá espacio para oficinas y algún laboratorio, pero esto dependerá del plan de infraestructura que hagamos entre todos”.

En cuanto a la necesidad de laboratorios, varios investigadores requieren uno húmedo para procesar muestras. Además, estamos en proceso de recibir equipos para análisis de isótopos estables con los que se realizarán estudios de sistemas geotérmicos costeros, y de ecología trófica de aves y mamíferos marinos”.

Adicionalmente se hicieron tres propuestas en el programa Investigadores por México (que antes era de Cátedras Patrimoniales), de manera que la unidad tiene que crecer en oficinas y laboratorios, agregó.

En cuanto a equipo de supercómputo, ya se sometió la compra de un servidor en una convocatoria para fortalecimiento de infraestructura, “porque varios investigadores requieren correr modelos y respaldar bases de datos. La propuesta se aprobó, y la idea es que el servidor se quede en Ensenada para reforzar el equipo que ya existe allá. De todas formas, el acceso es remoto (así hemos trabajado hasta hoy) y nosotros aquí no tenemos ni espacio ni personal técnico que le de mantenimiento. Así salimos ganando todos”.

Respecto a los planes a futuro, destacó el poder implementar el Programa Anual de Trabajo 2022 que incluye 17 proyectos alineados a los objetivos prioritarios y las metas del Plan Institucional del CICESE.

Estos proyectos surgieron del análisis que el personal de la unidad y una consultora externa hicieron recientemente. Cinco se diseñaron con base en líneas de investigación que ya se tienen y los 12 restantes son nuevos, con participantes de la unidad y de otras instituciones. “Lo importante de estos proyectos y programas es que impactan a los objetivos estratégicos del CICESE, de manera que ya tenemos estimado en qué vamos a contribuir de manera positiva al plan institucional que acaba de aprobarse en septiembre pasado”.

- Y el financiamiento, ¿de dónde?

“Esa es la pregunta del millón. Lo que tratamos de hacer con estos nuevos proyectos es que fueran viables con los recursos que ya teníamos, o con los acuerdos y convenios que esperamos lograr. Algunos proyectos son por convenios, por ejemplo, con la CONANP, de manera que podríamos unir recursos tanto humanos como materiales con ellos, o con el CeMIE-Océanos. Hay planes; sí tenemos de dónde obtener el recurso. Dentro del proyecto están también los planes de cómo financiarlos”.

Además de la reunión con investigadores, en la que cada uno presentó sus actividades más relevantes, el director general del CICESE sostuvo una segunda reunión con personal técnico y administrativo, y luego reuniones privadas con quien lo solicitó, pues con él viajó personal de la Subdirección de Recursos Humanos y pudieron revisarse casos muy particulares.

Palabras clave: Unidad La Paz, Eduardo Palacios,

anterior