Organizan escuela de otoño en temas de control automático y sincronización


114 asistentes en esta primera edición organizada por CICESE y CINVESTAV



Ciencias físicas

Con la participación de 114 estudiantes, de los cuales siete fueron seleccionados para asistir de manera presencial, hoy concluyó la primera Escuela de otoño en control, sincronización y coordinación de sistemas dinámicos que organizaron el CICESE y el CINVESTAV, y en el que especialistas mexicanos y de Países Bajos impartieron ocho talleres y tres ponencias en temas selectos.

De acuerdo al Dr. Jonatán Peña Ramírez, investigador del CICESE y miembro del comité organizador, esta escuela de otoño se realizó del 3 al 5 de noviembre, y es parte de las actividades del proyecto “Análisis, control y sincronización de sistemas complejos con interconexiones dinámicas y acoplamientos flexibles”, aprobado en la Convocatoria de Investigación Científica Básica 2017-2018 del CONACYT, en la modalidad de grupo de investigación.

Se trata de un proyecto multidisciplinario y multiinstitucional que tiene como investigadores principales a los doctores Alejandro Rodríguez Ángeles (CINVESTAV-Zacatenco), América Morales Díaz (CINVESTAV-Saltillo) y el propio Jonatán Peña Ramírez (CICESE), y en el que participan otros 10 investigadores de la Universidad Tecnológica de Eindhoven, la Universidad de Texas, la Autónoma de San Luis Potosí, el IPICYT, la UAEH y el CICESE.

Jonatán Peña dijo que el tema central en que se enfocaron los talleres teórico prácticos y las ponencias es el control automático y la sincronización de sistemas dinámicos.

Por ello, uno de los objetivos de la escuela fue proporcionar conceptos básicos, herramientas de análisis y de estudio, así como desarrollos actuales que sean de utilidad al examinar sistemas dinámicos, en particular en el estudio del fenómeno de sincronización y sus diversas aplicaciones en ciencia e ingeniería.

Otro objetivo que persiguió esta escuela de otoño fue constituirse como un foro donde estudiantes con intereses comunes pudieran establecer redes de contacto. “Estas redes de contacto son muy importantes en todos lados. En la academia, estas redes ayudan a establecer colaboraciones alrededor de proyectos de investigación, o para concebir publicaciones conjuntas, entre otras cosas. Por eso es importante que desde jóvenes se vayan haciendo la idea de crear una red de contactos, porque más adelante quienes ahora son sus compañeros de clase van a ser sus colegas, van a estar trabajando en las universidades y en los centros públicos de investigación del país, y van a poder contactarlos para solicitarles colaborar porque coincidieron en escuelas como ésta”.

Respecto a los asistentes a la escuela, dijo que de los 114 registros la mitad fueron estudiantes de doctorado y la otra mitad de maestría (49.1 vs 50.9 por ciento, respectivamente), provenientes de instituciones de prácticamente todo el país, lo que indica que estuvo muy balanceado el interés por participar.

En este punto destacó además que hay muy pocos eventos académicos dirigidos a estudiantes de doctorado. “Están los congresos, claro, pero como que se da por hecho que pronto los doctorantes van a ser investigadores, y no hay muchos eventos en que se les involucre directamente. Por eso pretendemos hacer una red con estudiantes de doctorado, al menos en esta temática”.

Cuando se abrió el registro para participar en esta escuela de otoño se les preguntó específicamente: “¿Te gustaría asistir de manera presencial?” La mayoría (63.2%) dijo que no. “Un par de años atrás quizá la respuesta hubiera sido al revés; que a la mayoría le hubiera gustado asistir de manera presencial y muy pocos hubieran querido participar en línea. El formato híbrido de este tipo de eventos poco a poco lo iremos viendo más”, indicó el Dr. Peña.

También se abrió una convocatoria para que un número limitado de participantes pudiera viajar a Ensenada (con gastos de hospedaje y alimentación incluidos) para asistir de manera presencial a los talleres y ponencias, sin importar en qué parte de la República Mexicana residan. Al final de un proceso de selección que calificó como difícil y subjetivo, se escogieron siete jóvenes, tres estudiantes de doctorado y cuatro de maestría, procedentes del IPICYT, la UAEH, CINVESTAV, dos del CINVESTAV-Saltillo, CENIDET y UNAM.

Algunos temas que se abordaron en los talleres fueron: Sincronización y coordinación en sistemas de brazos manipuladores; Sistemas modulares cognitivos basados en percepción basada en aprendizaje profundo; Una introducción a la sincronización de hiperredes y Sistemas de Interacción Hombre-Robot: Modelado, Control y Aplicación en Rehabilitación Física.

 

Palabras clave: Control, sincronización, escuela de otoño, Jonatán Peña

anterior