Aceptan nueva maestría del CICESE en el PNPC; comienza el 30 de agosto en dos sedes



Posgrado

La nueva Maestría en Ciencias en Tecnologías Avanzadas e Integradas (MCTAI) del CICESE, un programa multidisciplinario aprobado en 2020 y con apertura programada a finales de agosto en dos de sus unidades foráneas (Monterrey y Tepic), fue aceptada en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) SEP-CONACYT en la modalidad de Reciente Creación. Con ello, todos los posgrados del centro (19 en total) están validados en este padrón de excelencia.

Además, a pesar de que no hubo una promoción presencial en universidades e institutos tecnológicos debido a las condiciones sanitarias del país, se recibieron 14 solicitudes de ingreso, de las cuales aceptaron ocho, un buen número de inicio según consideró el coordinador de la maestría, doctor Alejandro Galaviz Mosqueda.

Ser parte del PNPC es importante porque desde 1991 este padrón reconoce la calidad de los programas de posgrado que ofrecen las instituciones de educación superior y los centros de investigación mexicanos mediante un riguroso proceso de evaluación por parte de pares académicos. Así, el ingreso se otorga a aquellos programas que muestran haber cumplido con los más altos estándares de calidad y pertinencia.

En el caso de la MCTAI, su ingreso “es otra historia de éxito de que los procesos institucionales del CICESE funcionan”, según consideró el Dr. Alejandro Galaviz, quien es investigador en la Unidad Monterrey de este centro.

Agregó: El CICESE tiene una historia de más de 40 años en relación con sus posgrados; tiene cuerpos colegiados en los que participan académicos con mucha experiencia. Hay una evaluación continua y sistemática de los posgrados por parte de los Comités de Programa de Posgrado (CPP) y del Comité de Docencia (CD). Sin embargo, había 10 años entre el último posgrado creado en el CICESE y la creación de la MCTAI. Una pregunta importante era ¿esta experiencia era transferible a un nuevo posgrado? Cuando se creó este programa, el primero multidisciplinario y que se impartirá de manera conjunta en dos unidades foráneas (ver nota), hicimos el ejercicio de conocer cuáles eran nuestras fortalezas y cuáles nuestras debilidades. Pero, además, la propuesta pasó por los diferentes cuerpos colegiados del CICESE y ahí nos dieron la retroalimentación que nos ayudó a afinar el proyecto junto con la Dirección de Estudios de Posgrado (DEP) y la dirección general. Por eso al momento de meter la solicitud en la convocatoria del PNPC llegamos con las fortalezas y oportunidades del proyecto bien analizadas y confirmamos que eso es parte de las fortalezas que tenemos. Los resultados obtenidos y los comentarios de los revisores del proyecto muestran que la experiencia del centro sí se pudo aplicar en la creación de esta nueva maestría.

Además de la experiencia institucional, el currículum de los colegas que forman parte del cuerpo académico básico también fue fundamental, y eso también nos lo dijeron en la evaluación. Nosotros lo teníamos claro; casi todos (más de 75 por ciento) estamos en el Sistema Nacional de Investigadores, la mayor parte en el nivel 1, pero también hay nivel 2 y tenemos un Candidato. El trabajo realizado ha sido, desde luego, generar conocimiento de frontera, pero también se tienen proyectos vinculados con la industria y con el sector social, que es parte de los objetivos del centro. Esto fue muy importante porque optamos por una nueva modalidad que salió en esta y en la anterior convocatoria, asociada a los Programas Nacionales Estratégicos (PRONACES), y para ello hay que tener esa vinculación con la sociedad y con la industria. En el currículum de los investigadores ya figuran proyectos PRONACES, incluso convenios con entidades estatales. Eso fue de mucha relevancia y se notó.

Respecto al proceso que siguió la propuesta, detalló que la apertura de la convocatoria fue el 2 de marzo de este año. “El camino de enviar documentos lo recorrimos con todo el apoyo de la DEP y la DG entre el 12 de marzo y el 14 de abril. Después de esta fecha hubo un escrutinio más a fondo de documentos en aquellos programas que habían pasado la revisión de forma, y el 5 de mayo nos avisaron que teníamos entrevistas para dar seguimiento al proceso establecido por el CONACYT. Hubo una entrevista con la comisión plenaria donde nos preguntaron algunas dudas que ellos tenían sobre los documentos que sometimos; esto fue en junio. Finalmente, el 3 de agosto nos dieron los resultados”.

- ¿Y cuál fue la respuesta en cuanto a demanda para esta nueva maestría?

No pudimos hacer difusión de manera física a lo largo de este año por las condiciones sanitarias del país, pero sí hicimos diferentes eventos con universidades con las que tuvimos contacto y recibimos 14 solicitudes finalizadas. Había algunas más, alrededor de 17, pero las que finalizaron fueron 14. De esas solicitudes terminamos aceptando en el posgrado a ocho estudiantes. Varias de las solicitudes que recibimos son de estudiantes que ya habían tenido contacto con nosotros a través de sus prácticas profesionales o estancias de investigación, entonces creemos que para ser la primera convocatoria (donde anunciamos que no les garantizábamos el apoyo económico de una beca CONACYT) fue un muy buen resultado.

Afortunadamente, con la incorporación de la maestría en el padrón del PNPC ya podemos tener acceso a becas CONACYT, como el resto de los programas del CICESE. El número final de becas para esta generación dependerá de la asignación que haga el CONACYT.

Aquí lo interesante y que nos dio mucho gusto fue constatar, al momento de preguntar a los candidatos las razones por las que escogieron nuestro posgrado, que les interesaba las líneas de investigación, por supuesto, pero también que les había parecido un posgrado muy interesante (recordar que es multidisciplinario y en él concurren investigadores de las unidades foráneas de Monterrey y Tepic), además de la fortaleza de pertenecer al CICESE, que al parecer fue definitoria para su elección.

La aceptación de esta maestría en el PNPC ocurre casi en forma simultánea al anuncio (hecho en julio) de que el CONACYT creará el Sistema Nacional de Posgrados en substitución de aquel programa. ¿Esto cómo afectará a la MCTAI?

Alejandro Galaviz comentó: El Sistema Nacional de Posgrados es un tema que todavía no opera en el CONACYT; están por definirse los siguientes pasos. Nosotros estaremos muy atentos para saber qué es lo que tenemos que hacer. Creo que tenemos un buen avance, considerando que la justificación y pertinencia del posgrado tomó en cuenta la perspectiva de los PRONACE, específicamente en el tema de Ciudades Sustentables.

Fuimos aceptados en el PNPC con una vigencia de cinco años. ¿Por qué cinco años? Cuando sometes una propuesta de aceptación o renovación, la comisión de evaluación otorga una vigencia dependiendo de lo que sea necesario evaluar a corto, mediano o largo plazo. Por ejemplo, si es necesario consolidar el núcleo académico, entonces otorgan un tiempo pertinente para que mejore y se evalúe nuevamente el posgrado. En este caso el dictamen de la comisión nos da 5 años de vigencia. Entendemos que esto significa que nuestro posgrado tiene las fortalezas necesarias para que en estos años podamos consolidar la MCTAI.

Mientras esto se define, las clases en la MCTAI comenzarán el próximo 30 de agosto. La modalidad (virtual o presencial) se determinará en conjunto con la DEP del CICESE. El núcleo académico básico que participa, es decir, los científicos encargados de llevar el posgrado tanto administrativa como académicamente, lo constituyen 11 investigadores de la Unidad Monterrey y seis de la Unidad de Transferencia Tecnológica Tepic (UT3) del CICESE. También hay investigadores de planta extendida de la División de Física Aplicada y de la Dirección de Telemática, del campus Ensenada.

Palabras clave: MCTAI, nueva maestría, PNPC, Alejandro Galaviz

anterior