Abrir con propósito: Emprender acciones para construir equidad e inclusión estructurales


Semana Internacional de Acceso Abierto del CONACYT


Vinculación

Bajo la premisa de que el conocimiento que se genera con recursos públicos debería ser accesible para todos, el CONACYT impulsó la Estrategia Nacional de Repositorios. 

“México es uno de los primeros países en tener una política pública en ciencia abierta. En mayo de 2019, en este nuevo CONACYT, creamos la Estrategia Nacional de Repositorios que articula a distintos actores como el Archivo General de la Nación, el Registro General Agrario (AGA), a la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México, además de los Centro Públicos de Investigación (CPI) y las universidades públicas, que buscan generar consenso para impulsar el acceso al conocimiento y a la ciencia abierta en distintos ámbitos”

Lo anterior lo comentó la Dra. Paola Villareal Rodríguez, coordinadora de Repositorios, Investigación y Prospectiva del CONACYT, durante la Semana Internacional de Acceso Abierto en México 2020 organizado por el propio CONACYT del 19 al 21 de octubre de 2020.

El esfuerzo, indica Villareal, es sin fines de lucro; busca fortalecer al Estado y a lo público, y compartir el conocimiento generado con quien más lo requiera. 

El objetivo de la estrategia es conformar una Red Federada de Repositorios Institucionales que fortalezca e impulse la Estrategia Nacional de Repositorios, mediante la disposición de la producción académica, científica, tecnológica y de innovación en acceso abierto de sus integrantes.

La UNESCO define a la ciencia abierta como el movimiento que busca volver más transparente y accesible el proceso de las investigaciones científicas y los datos generados durante el proceso.

El repositorio nacional se nutre de los repositorios institucionales y estos últimos interoperan entre ellos. A la fecha se tienen 105 conectados con más de 120 mil piezas de contenido. 

“Buscamos que las propias instituciones sean las que propongan la forma en cómo hacer visible su contenido, esto se hace siguiendo los protocolos de publicaciones para garantizar la interacción con otros repositorios institucionales. Digamos que la plataforma nacional es centralizada, pero los institucionales son descentralizados e independientes” compartió Villareal. 

Aparte de la Estrategia Nacional de Repositorios, desde la Coordinación de Repositorios, Investigación y Prospectiva del CONACYT se trabajan otras dos iniciativas con actores académicos y públicos: el Ecosistema Nacional Informático y la Red de Cómputo Científico de Alto Rendimiento.  

“El Ecosistema Nacional Informático busca articular capacidades de ciencia de datos con información pública, que sean aplicadas a información de las entidades públicas. Por ejemplo en el caso de COVID-19 hicimos un ecosistema nacional informático que se articula con la Secretaría de Salud. Actualmente hay un ecosistema nacional informático en el cual colaboran diversos CPI y universidades públicas para ayudar y generar conocimiento que coadyuve a la toma de decisiones de política pública a diversas instituciones”, explicó Paola Villareal. 

La Red de Cómputo Científico de Alto Rendimiento busca hacer accesible altas capacidades de cómputo a las universidades públicas y CPI, llegando directamente a los propios investigadores que requieran poder de cómputo. Esta estrategia –indica Villareal- aunque está en un estado incipiente, nace debido a que en el CONACYT se han percatado que en las convocatorias una de las cosas que más se solicita es equipo de cómputo. 

“Es muy raro que existan problemas que no requieran análisis de datos, o que no requieran acceso a recursos de cómputo. Como parte de una estrategia de articulación de estos recursos estamos planteando que estas peticiones se surtan o se provean a través de diversos CPI y universidades que cuentan con las capacidades técnicas para dar este servicio, teniendo como resultado no solamente que los investigadores cumplan con sus expectativas de cómputo de alto rendimiento, sino que fortalezcan las capacidades dentro de los centros y de algunas universidades para generar un ecosistema de cómputo científico de alto rendimiento”. 

Villareal agregó que la Estrategia Nacional de Repositorios, el Ecosistema Nacional Informático  y la Red de Cómputo Científico de Alto Rendimiento son los proyectos en los que se está trabajando desde el CONACYT. Sin embargo, no solamente se tienen más de 100 repositorios institucionales interconectados a través del repositorio nacional, sino que se quiere llegar a la generación de conocimiento a través de ciencia abierta.

“Estamos buscando emitir convocatorias para apoyar a las instituciones a generar capacidades para su repositorio institucional de acceso abierto, que no es nada fácil. Por ello les invitamos a que se acerquen a la coordinación de Repositorios, Investigación y Prospectiva del CONACYT para poder apoyarles”, finalizó. 

La Semana Internacional de Acceso Abierto en México 2020 se transmitió a través del canal de Youtube del CONACYT. Para seguir el evento puede visitar el siguiente enlace: https://bit.ly/2HzpK5Y

Palabras clave: Ciencia abierta, CONACYT, repositorio

anterior