46 aniversario del CICESE: el último año, complicado presupuestalmente




Vinculación

A pesar de los problemas presupuestales que enfrenta la institución, se ha buscado apoyar al personal académico para que cumplan con las metas y objetivos planteados en sus proyectos de investigación y para que no decaigan los principales indicadores de desempeño, como son número de graduados, total de proyectos vigentes y captación de ingresos.

Así, al celebrar este 18 de septiembre su aniversario número 46, el CICESE puede destacar que creció su productividad académica y la adscripción de su personal al Sistema Nacional de Investigadores (SNI); que inició la construcción de un nuevo edificio para el Departamento de Oceanografía Física, tras ocho años de gestiones; que en sus tres unidades foráneas (La Paz, Monterrey y Tepic) creció la plantilla académica, la vinculación y pertinencia de su trabajo a nivel regional, y que incrementaron las actividades de vinculación con el sector productivo.

Sin embargo, según reconoce el director general de este centro de investigación, doctor Guido Marinone Moschetto, “…el último año ha sido especialmente complicado en términos presupuestales, ya que su impacto se vio reflejado especialmente en cuestiones de obra, mantenimiento y en el mismo desarrollo de proyectos de investigación. Por un lado el recorte en el presupuesto fiscal y por otro lado la disminución en el establecimiento de convenios y contratos que nos generan recursos propios, ha sido una preocupación constante.

“Sin embargo, lo importante, lo sustantivo, es que seguimos aquí. Ya llevamos 46 años trabajando bastante duro y esto se ha reflejado en que el CICESE es reconocido tanto nacional como internacionalmente de muy buena manera. De esto es de lo que debemos estar orgullosos y sentirnos muy complacidos”.

Esto último lo señaló el 20 de septiembre en el evento académico de aniversario, una serie de 13 pláticas de las distintas áreas académicas, las direcciones de apoyo y de las tres unidades foráneas, y que reunió al personal y estudiantes de este centro de investigación en el auditorio institucional.

El CICESE en números

De acuerdo al informe de gestión que ofreció el doctor Marinone en agosto de este año, en los últimos 5 años el número de investigadores de base ha variado por jubilaciones, fallecimiento o retiro. Por año, han sido: 191, 184, 185, 189 y 185, respectivamente, de 2015 a 2019. En el mismo periodo, el que ha crecido ha sido el número de investigadores del Programa de Cátedras CONACYT: 13, 20, 25, 37 y 37. Ellos “han venido a fortalecer los grupos de investigación de una manera muy importante, y su labor se ve reflejada en el incremento de los indicadores de gestión por los cuales somos evaluados”. Uno de ellos, el de publicaciones con arbitraje, alcanzó en 2018 una cifra histórica: 307 artículos publicados.

El número de graduados por año se ha mantenido más o menos estable: de 2015 a 2018 los de maestría han sido 117, 119, 130 y 119, mientras que los de doctorado son 30, 48, 32 y 31, respectivamente. Hasta agosto de 2019 se han graduado 31 de maestría y 17 de doctorado, pero lo más significativo fue haber superado la cifra de 3 mil graduados el viernes 5 de julio, un hito histórico dentro de sus homólogos del sistema de centros CONACYT.

En lo que respecta al Sistema Nacional de Investigadores, se puede observar que de 2015 a la fecha se ha incrementado el número de miembros en 22. De los 194 miembros que se reportan al cierre de 2018, 156 son investigadores de base del CICESE, 26 son investigadores por Cátedras y 12 son miembros del personal técnico. “Destaca que en 2018 por primera vez alcanzamos los 30 investigadores con nivel III (el más alto), todos investigadores de base del CICESE, lo que representa el 19.2% de los 156 investigadores en el SNI, comparado con un 15% en 2015”.

Proyectos de investigación

Respecto a los proyectos de investigación vigentes, cuya financiación proviene de tres fuentes: recursos fiscales, recursos aportados directamente por el CONACYT y los que son patrocinados por otras instituciones, su número por año es variable. Entre 2015 y 2019 se han tenido 355, 329, 394, 358 y 303, respectivamente.

Se debe destacar que dos megaproyectos, llamados así porque han sido los que históricamente más ingresos han generado al CICESE, están concluyendo. El Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica (CeMIE-Geo) finalizó el 31 de julio de este año, mientras que el Consorcio de Investigación del Golfo de México (CIGOM) concluye en marzo de 2020.

En el primero de ellos, además de que se constituyó un consorcio, una asociación civil, 33 proyectos de desarrollo concluidos, un sistema de laboratorios especializado a disposición de todos los sectores y otros logros, se tienen ya cuatro proyectos piloto que utilizan energía geotérmica en Puebla, Nayarit y Baja California, en aspectos de generación eléctrica, en una cámara de conservación, desalación de agua, climatización de una escuela, bombeo de agua, un deshidratador de alimentos, en una clínica médica y en un invernadero tecnificado con bomba de calor geotérmico.

Entre los productos emanados del CIGOM se encuentran diversos atlas de línea base y monitoreo ambiental, software de monitoreo de calidad del aire e información de siete campañas oceanográficas. También instalaron una plataforma de observación oceanográfica que consiste en un sistema de boyas, planeadores submarinos, radares de alta frecuencia, productos de percepción remota y un sistema de visualización del Golfo de México cuyo objetivo es detectar y dar seguimiento a derrames de petróleo de gran escala. También concluyeron la adquisición de datos hidroacústicos en aguas profundas del área de Perdido en el Golfo de México, que es estratégica para explorar y producir de hidrocarburos en México.

Guido Marinone destacó las difíciles y arduas negociaciones que han tenido con PEMEX para continuar con el contrato de un proyecto de mediciones oceanográficas en el Golfo de México que concluyó en 2016, y que había representado ingresos del orden de 200 millones de pesos para el centro.

Presupuesto

En su informe de gestión, el director de este centro dijo que se continúa tratando de resolver la problemática de los recortes al presupuesto fiscal, “ya que de nuevo este año estamos enfrentando un déficit muy serio en el capítulo de salarios y prestaciones”. Presentó un comparativo de cómo ha evolucionado la situación presupuestal del CICESE en los últimos cinco años:

Aclaró que todos son millones de pesos. La cifra correspondiente a Presupuesto en 2019 corresponde a lo programado, y que los ingresos en 2019 son los captados hasta agosto (en total se tiene programado captar 65.7 millones).

Vinculación

El doctor Marinone dijo que el CICESE llega a su 46 aniversario con un total de 290 convenios de colaboración académica. Si a estos se suman acuerdos y contratos con el sector privado y el gubernamental, el total de convenios llega a 198 nacionales y 111 internacionales.

En transferencia de tecnología destaca el diseño, construcción y ensamblaje de un nanosatélite para la Secretaría de la Defensa Nacional, el cual fue lanzado desde Nueva Zelanda el 28 de junio y se desplegó en órbita baja.

A la fecha, el CICESE cuenta con 556 empleados de base: 189 investigadores, 202 técnicos, 110 administrativos y de apoyo, y 18 mandos medios y superiores. Adicionalmente hay 37 investigadores por Cátedras Conacyt, aproximadamente 200 personas contratadas por outsourcing y 15 por honorarios, para un total de 771 personas laborando aquí. Si a esto le sumamos los 581 alumnos regulares inscritos en los 18 posgrados, tenemos una comunidad activa de más de mil 350 personas quienes son, según lo ha reiterado en varias ocasiones, el activo más importante que tiene este centro.

Palabras clave: Aniversario, Guido Marinone, 46 aniversario

anterior