Héctor González Huizar: El campo de estudio de los sismos, investigación en «movimiento»




Semblanzas

Hace 41 años nació en la capital de Zacatecas el Dr. Héctor González Huizar quien tras haber terminado la carrera de Físico-Matemático por la Universidad Autónoma de Zacatecas, tuvo la oportunidad de mudarse a El Paso, Texas para obtener su maestría en Física y posteriormente su doctorado en Geofísica, ambas en la Universidad de Texas en El Paso (UTEP).

En sus años de preparatoria, él se describe como un alumno regular. Admite que las materias que requerían de memorizar conceptos o fechas no eran su fuerte, pero por otra parte aquellas en las que se debían resolver problemas y utilizar el razonamiento lógico eran en las que se sentía más seguro. A partir de ese momento sabía que la carrera que eligiera debería ser una en la que él pudiera sacarle provecho a esta habilidad. En la elección de su carrera profesional también tuvo la influencia de su hermana mayor quien estudió Física y de alguna manera hizo que él se fuera acercando a este campo del conocimiento.

Primer cambio de residencia

En entrevista, él nos explicó que la oportunidad de viajar a Estados Unidos para estudiar se dio sin habérselo propuesto. La UTEP necesitaba alumnos egresados en el área físico-matemática para cursar un posgrado, (esto por la falta de profesionistas en ese campo) y se dieron a la tarea de reclutar personas de México.

Nos dice que en un principio el cambio fue difícil: extrañaba la comida mexicana, sobre todo las enchiladas rojas, que es uno de sus platillos típicos favoritos; la gente que dejó y la cultura, pero principalmente por el idioma. Sin embargo, tomó el desafío. Mientras estaba allá, en su tiempo libre se dedicaba a prepararse más en el inglés de forma autodidacta para finalmente presentar el examen TOEFL un año después de haber empezado su maestría. Explica que esto se debió a que en aquel momento era tanta la necesidad que tenían de profesionistas en esa área que se le concedió ese tiempo para presentar su certificado que acreditara el dominio del idioma.

Sus actividades como becario en la UTEP incluían el dar clases como profesor asistente de investigación por lo que desde un principio tuvo que entrar a grupo y dar una clase completa en un segundo idioma.

Explicó que mientras estudiaba la maestría y estaba como becario, la universidad le daba una ayuda económica que era suficiente para cubrir sus gastos. Conforme avanzó el primer año de maestría esta ayuda incrementó para él y para el resto de los alumnos que no desertaron.

Trabajo e investigación de sismos

Se ha dedicado a investigar los sismos, que comenta, es el nombre correcto de llamarlos y no terremotos.

Hace dos años dirigió la instalación de 45 sismómetros para estudiar el movimiento de la tierra aprovechando las explosiones que hubo como parte de una demolición controlada en ASARCO (una torre) y el edificio del Ayuntamiento en El Paso. Este tipo de estudio ayuda a los investigadores a conocer las propiedades físicas del suelo y a su vez determinar cómo viajan las ondas sísmicas. Esta simulación con explosivos les ayuda a prever el movimiento que se generará durante un sismo. 

En el 2017 viajó a los estados de Chiapas y Oaxaca en un trabajo colaborativo entre la UTEP, el Servicio Sismológico Nacional y la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez para instalar estaciones sísmicas con el objetivo de monitorear replicas del sismo de magnitud 8.2 que sucedió en septiembre de ese mismo año.

Después de pasar 16 años viviendo en Texas se mudó a Ensenada. Tiene poco más de un año de haber llegado a la ciudad para trabajar en el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) como investigador en el departamento de Sismología en la división de Ciencias de la Tierra. Cuenta que lo motivó el reconocimiento y la proyección con la que cuenta el centro a nivel nacional e internacional y que la región, además, presenta mucho campo de investigación por sus características geográficas lo que le permite no solamente trabajar desde la oficina sino también salir y hacer investigación en sitio.

Parte de sus actividades recientes fue la de coordinar la Olimpiada Estatal de Ciencias de la Tierra en su edición XXIV organizada por el CICESE y la Unión Geofísica Mexicana (UGM) que se celebró el 14 de junio del año en curso. De la participación de los alumnos de preparatoria, el Dr. González, dijo ser buena ya que contaron con la presencia de 90 jóvenes que hicieron el examen que en esta ocasión puso a prueba sus conocimientos acerca de los sismos de gran magnitud que han ocurrido en México.

Antes de mudarse a Ensenada, nunca había viajado a Baja California y como experto en sismos se sorprendió al ver la falta de planeación en la infraestructura de la ciudad de Tijuana, por el riesgo que representa al ser una zona de importante actividad sísmica.

Otros de sus intereses: el surf

Pero además de hacer ciencia, ¿qué otras cosas le interesan al doctor González? Le gusta mucho el mar y la interacción que la ciudad permite con éste, por ello ahora que vive aquí quiere aprender a surfear. Nunca había vivido en una ciudad con playas. Mencionó que en Zacatecas ni siquiera es común la natación en albercas. Aun así dijo que hay algo entre Ensenada y Zacatecas que le recuerda, el clima, fresco y con brisa.

El Dr. González aún se está adaptando a la ciudad. Comenta que todavía no conoce mucho de Ensenada porque generalmente pasa mucho tiempo en su oficina, pero que poco a poco espera hacer otras actividades que le permitan acercarse más a la vida de esta ciudad.

Palabras clave: Héctor González, sismología

anterior