Académicos del CICESE reciben reconocimiento tras validar técnicas para identificar micotoxinas




Ciencias de la vida

Por validar una serie de técnicas que permiten identificar hongos micotoxigénicos y cuantificar micotoxinas en pacientes, el Instituto Médico Sanoviv reconoció el esfuerzo y trabajo de los doctores Rosa R. Mouriño Pérez y Aldo Moreno Ulloa, directora de la División de Biología Experimental y Aplicada e investigador del Departamento de Innovación Biomédica del CICESE, respectivamente. 

“El trabajo se realizó a través de un convenio de colaboración entre el CICESE y el instituto médico. Sanoviv es un centro de vanguardia con tratamientos integrales al que llegan pacientes que son difíciles de diagnosticar en hospitales tradicionales. Uno de los padecimientos que tratan es el Síndrome de Fatiga Crónica, que tiene muchos posible orígenes. Uno de ellos es cuando hay elevación de micotoxinas”, comentó Rosa Mouriño.  

La Organización Mundial de la Salud describe a las micotoxinas como toxinas naturales producidas por algunas especies de hongos (mohos). Sus efectos pueden ir desde una intoxicación hasta un estado crónico debido a que algunas son cancerígenas, nefrotóxicas y provocan afecciones al sistema nervioso central. 

La Dra. Mouriño comparte que existe poco conocimiento de este padecimiento. Lo que se sabe es que los hongos micotoxigénicos más importantes pertenecen a los géneros Aspergillus, Fusarium, Alternaria y Penicillium. La exposición se da a nivel ambiental, ejemplo de ello es el moho negro que aparece en los techos de los baños. Por otro lado, la principal fuente de contaminación es por medio de los alimentos.  

“Estas micotoxinas las podemos encontrar en cereales, granos, frutos secos, especias, harinas, granos de café, vino, jugo de naranja, entre otros. Muchos de estos hongos son patógenos de plantas, entonces están presentes en cultivos; por ejemplo, cosas que comemos directamente de las plantas pueden estar contaminados. Esto es un problema muy serio y normalmente no se diagnostica como tal”. 

 

Validación de técnicas 

La labor por parte de los académicos del CICESE y su equipo, consistió en validar una serie de técnicas que permitirán identificar los hongos a los cuales los pacientes están expuestos y saber si son productores de micotoxinas, así como medir la presencia de las mismas en la orina. 

El trabajo se planteó por medio de dos proyectos. En el primero, a cargo de Rosa Mouriño, se desarrollaron tres metodologías que permiten, a partir de muestras ambientales y clínicas, identificar a los hongos a los cuales estaban expuestos los pacientes.  

“Las técnicas que se utilizaron son moleculares: PCR en tiempo final, PCR en tiempo real y PCR múltiple para identificar simultáneamente cuatro géneros de hongos productores de micotoxinas. Lo que se entregó a Sanoviv fue el procedimiento ya validado para utilizar cualquiera de estas tres metodologías para la identificación de hongos micotoxigénicos”, indicó Mouriño. 

El otro proyecto, liderado por Aldo Moreno, consistió en validar una metodología utilizando cromatografía líquida unida a espectrometría de masas, esto con la finalidad de identificar y cuantificar las micotoxinas presentes en la orina de los pacientes.

“En mi trabajo académico no había tenido contacto con la iniciativa privada y ha sido una muy buena experiencia, por todo el aprendizaje tanto de errores como aciertos. Tener un producto que puede ser utilizado de inmediato es algo bastante satisfactorio, algo muy concreto; se tuvo el recurso para hacerlo y afortunadamente se realizó. Por supuesto que la pandemia a causa del virus SAR-CoV-2 provocó retrasos, pero a pesar de eso se logró el proyecto”, señaló la Dra. Mouriño. 

El reconocimiento fue entregado por el Dr. Alberto Isaac Meza Pereira, director general del Instituto Médico Sanoviv, quien aseguró que es muy emotivo ser parte de este proyecto, ya que la detección y el tratamiento es la mejor vía para atender estos padecimientos. 

“Creemos que entregar este reconocimiento es esencial para la salud de la empresa y la institución, y es una motivación para los involucrados. Considero que es muy importante retribuir a las personas que han estado involucradas en el proyecto, tanto directa como indirectamente; es un reconocimiento por su tiempo y esfuerzo. Agradecemos también a las autoridades del CICESE y a todos los que participaron. Esperamos que de esta colaboración surjan más proyectos para validar otros abordajes terapéuticos”, indicó el Dr. Meza Pereira. 

La doctora Mouriño indicó que la colaboración entre Sanoviv y CICESE continuará. Por ahora se terminó la validación, sin embargo es posible realizar un estudio poblacional para conocer cómo se comporta, cómo se distribuye este problema y cuáles son los grupos de riesgo que pudiesen presentar un nivel alto de micotoxinas y con ello desarrollar programas de prevención. 

“De igual manera estamos por iniciar otro proyecto con este instituto instituto médico. A Sanoviv le interesa la salud desde un punto de vista holístico y de bienestar, y el bienestar puede ser alcanzado desde diferentes formas, la meditación es una de ellas. Vamos a probar desde el punto de vista de las neurociencias el efecto que tienen unas técnicas meditativas específicas para ver qué cambios hay a nivel fisiológico, tanto cerebral como de todo el cuerpo” 

La trascendencia del este proyecto, comparte Mouriño, recae en que recientemente -octubre de 2019- se publicó la Norma Oficial Mexicana NOM 035 emitida por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, que tiene como objetivo “establecer los elementos para identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, así como para promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo”.

“Se hará un estudio en el cual se va a establecer una comparación entre monjes que llevan años con la práctica de estas técnicas, y sujetos que serán empleados o pacientes de Sanoviv, a los cuales recientemente se les enseñen estas técnicas. Se hará una evaluación de parámetros fisiológicos, frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria. Así como evaluaciones de percepción, antes y después de aprender técnicas de meditación, mediante un cuestionario de bienestar validado por la OMS”, finalizó Mouriño. 

Palabras clave: Sanoviv, micotoxinas, Mouriño

anterior