¿En qué consiste la prueba PCR para detectar COVID-19?



Ciencias de la vida

Los coronavirus (CoV) son una familia de virus muy extensa que pueden afectar al ser humano. Algunos pueden generar un resfriado común, y otros enfermedades graves como el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV, por sus siglas en inglés).

En diciembre de 2019, mediante secuenciación genética se identificó por primera vez en Wuhan, China, un nuevo coronavirus que los científicos sugieren está relacionado con el virus SARS-CoV, por lo cual se le denominó SARS-CoV-2 y es, precisamente este nuevo virus, el que ocasiona la enfermedad llamada COVID-19.

Las muestras de pacientes con un diagnóstico sospechoso de COVID-19 son las que serán analizadas en el laboratorio diseñado para el estudio de patógenos, con nivel de bioseguridad 3 (BSL-3) del CICESE, utilizando para ello la técnica Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), según informó el Dr. Alexei Licea Navarro, investigador del Departamento de Innovación Biomédica de este centro de investigación.

Esta técnica fue desarrollada en 1985 por el Dr. Kary Banks Mullis, quien por ello recibió el Premio Nobel en Química en 1993. Desde entonces, la técnica PCR ha sido ampliamente estudiada, automatizada (mediante termocicladores) y utilizada en diversas investigaciones científicas y en numerosas aplicaciones en el sector médico, entre otros.

¿En qué se basa esta prueba?

La PCR se basa en la identificación y amplificación de alguna región de interés del material genético contenido en el ADN (ácido desoxirribonucleico) que tiene doble cadena. En el caso de los virus, pueden ser de ADN o ARN (ácido ribonucleico) de cadena sencilla. El virus SARS-CoV-2 está formado por ARN, y la PCR está orientada a amplificar tres diferentes genes para poder realizar la identificación.

El primer paso consiste en convertir el ARN viral en ADN (cadena sencilla) complementario (ADNc, doble cadena) mediante una reacción llamada retro-transcripción (RT) que se acopla a la PCR (RT-PCR). Esta reacción se realiza en tiempo real, lo que significa que conforme está ocurriendo, en caso de tener una amplificación positiva, se va detectando una señal fluorescente que es detectada inmediatamente, por lo que se llama rtRT-PCR.

Actualmente, los investigadores que se dedican en todo el mundo a la biología molecular se han enfocado en desarrollar y validar un gran número de protocolos de rtRT-PCR, con el fin de detectar al SARS-CoV-2 en el menor tiempo posible y a los precios más bajos. De esta manera se pueden identificar los casos positivos oportunamente y así atenderlos para contener la propagación del virus. Las investigaciones en biología molecular también contribuirán al conocimiento del virus para su manejo actual y escenarios futuros.

En el laboratorio de bioseguridad del CICESE se analizarán las muestras que diariamente colecte el sector salud, y en 24 horas se tendrán los diagnósticos. Las muestras que resulten positivas serán turnadas al Laboratorio Estatal de Salud Pública.

Para las pruebas de COVID-19, este laboratorio del CICESE cuenta con el siguiente equipo, según explicó el Dr. Licea: dos campanas de bioseguridad nivel 2 dentro del BSL-3, centrífugas refrigeradas para la extracción del ARN viral, y tres termocicladores en tiempo real, los cuales cuentan con las características solicitadas por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para la realización de la detección del COVID-19.

Simultáneamente, se cuenta con un secuenciador de ADN de cuatro capilares, por si se requiere conocer la secuencia específica de algún gen del virus, y un secuenciador masivo de nueva generación, por si se llega a requerir secuenciar el genoma completo viral y, de esta manera, analizar las posibles mutaciones que pueda sufrir el virus presente en Baja California, señaló Alexei Licea.

Casos sospechosos

De acuerdo con información proporcionada por el Dr. Óscar Efrén Zazueta Fierro, jefe estatal de Epidemiología de la Secretaría de Salud, se consideran casos sospechosos a las personas de cualquier edad que en los últimos siete días de iniciados los síntomas hayan presentado por lo menos dos los siguientes signos y síntomas: tos, fiebre o cefalea, acompañados de al menos uno de los siguientes signos o síntomas: disnea, es decir, dificultad para respirar; artralgias o dolor en las articulaciones; mialgias o dolor muscular; odinofagia p dolor al tragar o ardor faríngeo, así como rinorrea, conjuntivitis o dolor torácico. “No es posible hacer la prueba a todas las personas, sino solamente a quienes se consideren sospechosas”.

Autoridades reiteraron que el CICESE no atenderá de manera directa a personas que tengan sintomatología sugestiva de COVID-19, y anunciaron que cualquier cambio en esta medida sanitaria se informará por nuestros medios institucionales.

Pidieron a la población mantenerse informados en fuentes oficiales y confiables, como las de la OMS, y las secretarias de Salud nacional y estatal cuyos enlaces también pueden consultarse en el portal: https://www.cicese.edu.mx/coronavirus/

 

Palabras clave: COVID-19, PCR, prueba detección

anterior