Celebrando los 10 años del posgrado en Ciencias de la Vida




Ciencias de la vida

Este año, la División de Biología Experimental y Aplicada de CICESE celebra la primera década de su posgrado en Ciencias de la Vida y el ingreso de nuevos alumnos en el ciclo escolar entrante.

“La generación entrante es especial, ya que se estamos celebrando los 10 años del posgrado en Ciencias de la Vida. Es el inicio, pero para ello se deben dar pasos firmes”, comentó la Dra. Patricia Juárez, investigadora del Departamento de Innovación Biomédica del CICESE y actual coordinadora de este posgrado.

¿Cómo nace el posgrado en Ciencias de la Vida?

En 1980 ya existían varios posgrados en el CICESE, entre ellos, el de Ecología Marina, considerado el antecesor de Ciencias de la Vida. Años más tarde, el posgrado en Ecología Marina tuvo una bifurcación y en 1997 se separa del área de acuicultura y de biotecnología marina, área que en ese entonces era muy novedosa en este centro de investigación y en donde apenas se empezaban a contratar a los primeros investigadores, que después conformaron el actual Departamento de Biotecnología.

“Por supuesto, tienen que haber ocurrido eventos importantes para que todos estos cambios registrados en el posgrado se hayan dado”, agregó la Dra. Rosa Mouriño, directora de la División de Biología Experimental y Aplicada (DBEA) del CICESE.

Esta división académica se creó en 2003 después de mucho esfuerzo y diversos cambios. A partir de entonces se necesitó que todos los investigadores que la conformaron pudieran trabajar en un solo edificio, ya que al inicio estaban distribuidos entre el edificio de Oceanología y la casa móvil que actualmente es el sindicato de trabajadores del CICESE.

Para 2007 ya se tenían tres orientaciones: Acuicultura, Biotecnología y Microbiología. También, en este mismo año se terminó de construir el edificio que albergaba a los departamentos de Microbiología y de Biotecnología Marina.

Las gestiones iniciales para que hubiera estudiantes de otras áreas fueron gracias a que varias personas que están involucrados en la DBEA, entre ellos el Dr. Horacio de la Cueva y Stephen Bullock, ambos investigadores en el Departamento de Biología de la Conservación, comenzaran con la idea de formar un posgrado propio de la división.

Un año después ya se empezaban a dar las propuestas para ponerle nombre al posgrado, algunas de ellas fueron: Biociencias, Ciencias Biológicas, Biología Molecular, Celular y Desarrollo. Finalmente se propuso Ciencias de la Vida y fue el seleccionado, pues consideraron que incluía todo lo que querían hacer en el futuro dentro del posgrado.

En 2009 se da la última bifurcación, que es cuando se forma oficialmente el posgrado en Ciencias de la Vida, el cual originalmente solo tenía tres orientaciones, que eran Biología Ambiental, Microbiología y Biotecnología. En 2013 se crea el Departamento de Innovación Biomédica y en 2016 se agregó Biomedicina y Bionanotecnología como una orientación más.  

“El primer graduado con orientación en Microbiología fue Alejandro Beltrán Aguilar, bajo la dirección de la Dra. Meritxell Riquelme. Se graduó precisamente hace diez años”, agregó Rosa Mouriño.

En ese entonces, el Dr. Salomón Bartnicki era al director de la DBEA; el Dr. Fernando Díaz era jefe del Departamento de Biotecnología y la Dra. Rosa Mouriño jefa del Departamento de Microbiología.

Actualmente el edificio de DBEA Norte cuenta con cuatro pisos que albergan investigadores y estudiantes de Innovación Biomédica y de Biología de la Conservación; el cuarto piso es para uso del megaproyecto del Consorcio de Investigación del Golfo de México (CIGoM).

La cifra total de egresados de los posgrados del CICESE es de 3 mil 19. De ellos 211 son del posgrado en Ciencias de la Vida. Cabe mencionar que la egresada 3 mil del CICESE fue de este posgrado, Denise Lubinsky Jinich, quien obtuvo su doctorado en ciencias bajo la dirección de la Dra. Gisela Heckel, investigadora del Departamento de Biología de la Conservación.

“Dejé la coordinación (de este posgrado) hace algunos años, pero este es un trabajo de equipo y la verdad es que los investigadores que pertenecen a Ciencias de la Vida son personas que, pienso, se sienten orgullosos de participar, porque han estado ahí. Como pueden ver somos muchos y todos somos súper diversos en opiniones, pero cuando se trata de la educación, siempre estamos ahí. Entonces valoren lo que tienen y aprovéchenlo”, comentó a los nuevos estudiantes la Dra. Rufina Hernández, directora de Estudios de Posgrado del CICESE.

 

Palabras clave: Ciencias de la Vida, posgrado, Patricia Juárez

anterior