Clúster Biomimic: la unión que hace la fuerza




Ciencias de la vida

 

La vieja y sabia frase –la unión hace la fuerza- aplica en diversos aspectos de nuestra vida académica, profesional y personal. En el caso de algunos proyectos científicos dicha unión puede hacer la diferencia, ya que los equipos (y su mantenimiento) que se necesitan para llevar a cabo esta actividad pueden generar gastos excesivos que llevan al cierre o cambio de objetivos de los proyectos.

El Dr. Alexei Licea Navarro, director de la División de Biología Experimental y Aplicada del CICESE, comentó que bajo la premisa de unir esfuerzos y ahorrar recursos económicos, el Dr. Martín Aluja Schuneman, investigador del Instituto de Ecología (INECOL), emprendió una iniciativa que hoy es una realidad: el clúster científico y tecnológico Biomimic.

“Este clúster, localizado en el predio del INECOL en Xalapa, Veracruz, es una iniciativa del Dr. Aluja. Su idea es que nos uniéramos como centros de investigación CONACYT, desde compartir equipo hasta encontrar coincidencias en líneas o áreas de investigación, es decir, aprovechar la infraestructura que tiene cada centro para trabajar juntos”, compartió Licea Navarro.

 

 

El CICESE, a través de investigadores y estudiantes de esta división académica, participan en el área farmacéutica de este clúster. En conjunto con investigadores del INECOL se encuentran trabajando en el aislamiento de nuevas moléculas para el tratamiento de tuberculosis y contra infecciones de Vibrio cholerae (bacteria que provoca cólera en humanos).

“En el INECOL tienen un bosque de niebla con mucha diversidad. Dependiendo del conocimiento reportado o del uso que se les ha dado a cada planta, arbusto o determinado árbol de este bosque, buscamos sus propiedades farmacológicas. Del INECOL nos envían los extractos que ellos consideran pudieran tener un efecto farmacológico y nosotros probamos que realmente tengan actividad. Por ejemplo, de 15 extractos que me mandaron, el número 5 y 14 presentan actividad. Lo que ellos hacen después es purificar esos extractos y las fracciones que van obteniendo nos las mandan y nosotros volvemos a medir la actividad hasta llegar a la molécula pura. Una vez que se ha identificado ésta, el equipo de químicos orgánicos del INECOL la sintetizan y nos la vuelven a enviar y si nosotros probamos que esa molécula sí tiene actividad, pues ya estamos del otro lado”, compartió Licea Navarro.

Tener acceso a investigar el bosque de niebla es una gran ventaja –indicó-, ya que por su diversidad de plantas, árboles o arbustos, incrementa la posibilidad de encontrar algo para tuberculosis o  Vibrio cholerae. Licea Navarro agregó que los beneficios de trabajar juntos se dan en ambos sentidos, es decir, existe una simbiosis.  

“En el INECOL realizan un poco más de ciencia básica, no tienen la opción de hacer ciencia aplicada porque no tienen modelos montados. Entonces ellos se apoyan en nosotros en ese tema y nosotros con cuestiones de química orgánica con ellos, y al final van a resultar muchas cosas. Sin duda publicaremos artículos científicos y graduaremos estudiantes en conjunto. Pero también queremos sacar patentes para llevarlas a la industria farmacéutica y que, tanto el CICESE como el INECOL, se vean beneficiados con el pago de regalías”,  expresó el Dr. Alexei Licea.

 

 

“Aquí vamos a tener una oficina del INECOL donde recibiremos a una investigadora por seis meses. Y en el INECOL se tiene una oficina del CICESE. Por ejemplo, si un investigador quiere ir 6 o 7 meses estaría en la oficina del CICESE; funciona algo así como una embajada, para fines prácticos sigue estando en el CICESE y eso nos trae muchas ventajas, tanto administrativas como académicas”, explicó Alexei Licea.

Otros proyectos en los que se encuentran trabajando ambos centros en el clúster de Biomimic, es caracterizar moléculas contra el dolor para poder cruzar medicamentos a través de la barrera hematoencefálica. Y en conjunto con el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ) se están buscando moléculas que inhiban la formación de cicatrices.

Unir esfuerzos en proyectos como el clúster Biomimic brinda beneficios no solamente de ahorro a los centros de investigación, sino a largo plazo a la población en general.

“La respuesta de cómo toda la inversión que se hizo (al clúster de Bomimic) aporta algo a la sociedad, vendrá con el tiempo. Creo que a dos años de su inauguración no es conveniente responder esto; cualquier cosa que digamos sonará a rollo demagógico. Pero, evidentemente si unimos esfuerzos tendremos posibilidad de obtener algo más. La respuesta llegará cuando tengamos patentes y la gente pueda tener un producto en el mercado para el tratamiento de tuberculosos o si se presenta una epidemia de Vibrio cholerae, ahí entonces diremos –aquí está el mejor medicamento que salió de la unión de todos esos centros de investigación cuando se gastaron esos millones-. Nuestra mira es esa y estamos convencidos de que vamos a llegar a la gente que no está involucrada directamente en estas investigaciones, es decir, a la población en general. Antes son sólo palabras”, finalizó el Dr. Alexei Licea.

Instituciones que participan en el clúster científico y tecnológico de Biomimic:

Instituto de Ecología (INECOL), Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV), Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT), Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ), Centro de Investigación en Óptica (CIO), Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR), Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (CIDESI), Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (CIATEC), Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio), del Cinvestav Irapuato, Universidad Veracruzana, Instituto Tecnológico de Massachusetts, Estados Unidos, Universidad de Valencia, España.

Para conocer más acerca de la creación del clúster Biomimic consulte el siguiente link: http://bit.ly/2yCkjKv

Palabras clave: Biomimic, INECOL,

anterior