Estudios a lo largo del tramo Salsipuedes, en la carretera de cuota Tijuana-Ensenada



Ciencias del mar y de la Tierra

Con relación al hundimiento del tramo carretero del kilómetro 93 de la autopista Tijuana-Ensenada, en Baja California, el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) establece lo siguiente:

Como se ha documentado en trabajos técnicos realizados desde que se construyó la carretera de cuota Tijuana-Ensenada en su tramo de Salsipuedes (CTES), la zona se caracteriza por la existencia de deslizamientos traslacionales y rotacionales dominados por la acción de la gravedad (figura 1).

 La formación de estos deslizamientos, independientemente de sus dimensiones, se debe a varios factores, como fallas de gran longitud y planos de contacto entre unidades de roca con propiedades físicas distintas e inclinadas, entre otras. Una condición necesaria para que el deslizamiento se produzca es que exista una pendiente pronunciada que favorezca el movimiento de la masa que se encuentra en desequilibrio (figura 1). Existen agentes “disparadores” naturales del movimiento, como los sismos (con aceleraciones arriba de ciertos umbrales) y la saturación de agua en los poros de los sedimentos, por citar sólo dos, así como “disparadores” antrópicos, relacionados con la acción humana, como el corte de las pendientes o la carga excesiva por obras civiles. Cuando ocurre la combinación de vibración (como el producido por el movimiento de vehículos pesados), saturación por agua (principalmente pluvial), inclinación de capas en el sentido de la pendiente y la existencia de capas que pueden actuar como lubricantes, el movimiento de la masa por ruptura del equilibrio es altamente probable. El tiempo juega también un papel importante, pues las condiciones en terrenos susceptibles se modifican por el movimiento gradual a lo largo de planos de fracturas y por compactación.

Con respecto a la zona del km 93 de la CTES, prácticamente todos los estudios señalen que ahí convergen dos deslizamientos a lo largo de la costa; tienen 1.5 km de ancho aproximadamente, con cabeceras localizadas 700 m pendiente arriba (figura 2). A través de imágenes satelitales de alta resolución, se interpreta también que estos deslizamientos están contenidos en estructuras mayores, como si estuvieran anidados (Olga  Sarychikhina, comunicación personal, 2013).

Una descripción de las fallas regionales cercanas a la zona de Salsipuedes puede consultarse en el artículo escrito por Cruz-Castillo y Delgado-Argote (1999), donde se observa que las estructuras mayores son: la prolongación sur de la falla Descanso-Estero -en ambiente marino-, y la prolongación noroeste de la falla Tres Hermanos, cuyo origen se encuentra cerca de Ojos Negros. Ambas estructuras se localizan a cerca de 10 km de la costa de Salsipuedes.

En un recorrido de reconocimiento geológico efectuado apenas en noviembre de 2013 en la zona colapsada, personal de la División de Ciencias de la Tierra del CICESE observó que el hundimiento en el área donde la carpeta asfáltica estaba más afectada obedecía principalmente al movimiento paralelo a las capas en sentido de la pendiente principal, viendo desde la playa (figura 2, punto 2).

Conociendo la naturaleza inestable de la región, dada a conocer oportunamente por investigadores del CICESE como Luis Humberto Mendoza Garcilazo y Francisco Suárez Vidal, así como en otros trabajos citados en la sección de referencias al final de esta nota, es importante comentar que recientemente fue aceptado un proyecto de investigación con fondos de la Agencia Espacial Europea (ESA) para estudiar la zona de Salsipuedes (Sarychikhina, 2013). En este proyecto se aplicarán técnicas de interferometría (con las cuales se combina la luz proveniente de diferentes receptores para obtener imágenes de mayor resolución) para identificar rasgos estructurales, como las fallas y hundimientos relacionados con los deslizamientos rotacionales. En este proyecto también se combinarán técnicas geológicas, sismológicas de sitio y geofísicas, similares a las que se propusieron en otro proyecto sometido (Wong-Ortega, 2013), que permitirán evaluar el comportamiento del terreno en aquellos sitios donde se han identificado rasgos de inestabilidad como ruptura y deslizamientos, tanto en sentido vertical, como horizontal.

Es pertinente observar que el diseño de la autopista obedece a las proyecciones hechas a finales de la década de los sesenta, cuando el aforo vehicular era bastante menor que el actual y, sobre todo, el peso de los vehículos que ahí circulaban era mucho menor. Habrá que recordar que el vehículo que quedó atrapado en la zona de deslizamiento era un camión de doble remolque que transportaba cemento y cuyo peso superaba las 35 toneladas. Cada uno de estos vehículos significan masas que entran en vibración al circular por esa zona, luego de haberse instalado ahí pronunciados reductores de velocidad.

Uno de los objetivos de este trazo carretero fue ofrecer una vista atractiva al turismo, por lo que su principal uso distaba de ser para transporte pesado. Recordemos que en esa época aun no se completaba la construcción de la carretera transpensinsular.

Con las observaciones presentadas en esta nota, se hace una invitación a las distintas instancias para que se aproveche el conocimiento generado en el CICESE y que, con los métodos que en esta institución se aplican, encontremos a través de la discusión de propuestas las mejores soluciones a los distintos problemas de inestabilidad, y se definan las formas de uso más adecuadas para este tramo carretero.

Referencias

Cruz Castillo, Manuel, 1998. Evaluación de riesgo geológico por deslizamiento de ladera en Salsipuedes-Cíbola del Mar, Ensenada B.C., tesis de Maestría en Ciencias, División de Ciencias de la Tierra, CICESE (Director: Luis A. Delgado Argote).

Cruz-Castillo, M. y Delgado-Argote, L.A., 1999. Descripción geológica y estructural de la zona de deslizamientos Salsipuedes-Cíbola del Mar, Ensenada, Baja California, GEOS, v. 19-3, p. 159-174.

Cruz-Castillo, M. y Delgado-Argote, L.A., 2000. Los deslizamientos de la carretera de cuota Tijuana-Ensenada, Baja California, GEOS, v.20-4, p. 418-432. (http://www.ugm.org.mx/publicaciones/geos/pdf/geos00-4/Cruz-Castillo00-4.pdf)

Gómez-Castillo, Gemma, 2010. Peligro geológico en la zona de Playa Saldamando-El Mirador en la autopista Tijuana-Ensenada. Tesis de Maestría en Ciencias, División de Ciencias de la Tierra, CICESE (Director: Francisco Suárez Vidal).

Morales Pérez, M.B., 1995. Caracterización de los factores geológicos que controlan los deslizamientos de ladera en el área de San Miguel-Salsipuedes, Ensenada, B.C., México. Tesis de licenciatura, Facultad de Ciencias de la Tierra, Universidad Autónoma de Nuevo León (Director: Luis A. Delgado A.).

Sarychikhina, Olga (responsable), 2013. Landslides Inventory along the Tijuana-Ensenada Highway, Baja California, Mexico, using Satellite SAR interferometry. Proyecto aceptado por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Wong-Ortega, V. (responsable), 2013. Monitoreo en tiempo real de los deslizamientos de la carretera Ensenada-Tijuana (proyecto sometido).

Palabras clave: hundimiento autopista, riesgo geológico

anterior