Con 328 pruebas realizadas, el CICESE continúa diagnósticos COVID-19 en Baja California


El InDRE certifica al CICESE y CNyN-UNAM, quien comenzó pruebas el 13 de mayo



Ciencias del mar y de la Tierra

Con 328 pruebas de detección COVID-19 realizadas hasta el martes 12 de mayo, el CICESE es la institución académica que más diagnósticos ha realizado en Baja California, no solo de pacientes canalizados por la Jurisdicción Sanitaria de Ensenada, sino también de Tijuana e incluso de derechohabientes del IMSS.

En la reunión semanal de seguimiento que realizan autoridades del Sector Salud y directivos e investigadores del CICESE y la UNAM celebrada el 13 de mayo, se informó que en un esfuerzo conjunto, el Laboratorio de Bioseguridad nivel 3 del Departamento de Innovación Biomédica del CICESE y el Centro de Nanociencias y Nanotecnología (CNyN), fueron certificados oficialmente por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para efectuar este diagnóstico con fines de vigilancia epidemiológica.

Además, el sistema de tele consulta médica desarrollado por este centro de investigación que fue probado la semana pasada y adecuado a las necesidades de los médicos que atienden esta pandemia, está listo para que se ensaye con pacientes. El Dr. Ángel Iván Alvarado López, jefe de la Jurisdicción de Salud en Ensenada, propuso lanzar el proyecto en la Clínica de Fiebre del Centro de Salud de la colonia Obrera, donde se ha presentado mayor afluencia de pacientes con síntomas relacionados a COVID-19. Por parte del Hospital General, la coordinación correrá a cargo de la jefa de Urgencias, Dra. Lineth Hernández Higuera.

La Dra. Rosa Mouriño Pérez, directora de la División de Biología Experimental y Aplicada del CICESE, destacó la colaboración que ha existido entre el sector salud y la comunidad académica frente a la pandemia de COVID-19. “Ha sido muy satisfactorio ver que los científicos hemos tenido la oportunidad de tener un acercamiento con un problema concreto, como el COVID, y ofrecer soluciones a distintos niveles. Estamos muy contentos y satisfechos”.

Respecto a las pruebas de detección de COVID-19, el doctor Alexei Licea Navarro, líder en este centro de las actividades de diagnóstico, señaló que además de las 328 que se han procesado hasta el 12 de mayo, ese mismo día por la tarde llegaron 53 muestras más, de las cuales 22 son de pacientes de Tijuana pues, ante la saturación del sistema en esa ciudad, las autoridades sanitarias de aquel municipio solicitaron apoyo al CICESE. Y el número de muestras que llegan aumenta día con día.

Afortunadamente, el Laboratorio de Bioseguridad 2 del Departamento de Bionanotecnología del CNyN, procesará esas 22 muestras, pues desde el 13 de mayo inició actividades. Esto permitirá establecer un programa de procesamiento ininterrumpido en Ensenada (de lunes a domingo).

Alexei Licea dijo que desde que empezaron las pruebas en el CICESE el 21 de abril, el personal que labora en ese laboratorio ha trabajado jornadas de 12 y 13 horas cada día, lo que se refleja en que este centro es el que más muestras ha procesado en Baja California entre las instituciones académicas (UABC y UNAM).

Mencionó que hasta la semana pasada se tenía un alto porcentaje (alrededor de 60%) de resultados positivos, lo cual era explicable porque se trataba de muestras de pacientes que estaban encamados. En los últimos 2 a 3 días, en que se analizaron sobre todo muestras de personal médico (incluyendo las de trabajadores adscritos al Centro Avanzado de Atención Primaria a la Salud, de la Ruiz y 14), los resultados afortunadamente han sido negativos.

Siguiendo las instrucciones de las autoridades de la Secretaría de Salud, las muestras se procesan por prioridad: primero los casos de defunciones (para efectos estadísticos), luego de pacientes hospitalizados, y en tercer lugar los pacientes ambulatorios. El doctor Alvarado Huerta aclaró que las enfermeras y el personal médico están incluidos en el segundo grupo de pacientes.

El doctor Alexei Licea también informó que desde el miércoles 6 de mayo comenzaron a recibir, todos los días, entre 3 y 5 muestras de pacientes que son derechohabientes del IMSS. La doctora Lineth Hernández celebró esta decisión y dijo que, así, los resultados estarán listos más rápido que si se mandaran a la Ciudad de México o incluso al Laboratorio Estatal de Salud Pública en Mexicali.

Respecto a la certificación que obtuvieron del InDRE, todos en la reunión (presencialmente o a través de videoconferencia) se mostraron muy orgullosos por haber cumplido con los requisitos. La lista de laboratorios con reconocimiento del InDRE para realizar el diagnóstico de COVID-19 con fines de vigilancia epidemiológica, está dividida en 6 tipos: los 32 Laboratorios Estatales de Salud Pública; laboratorios de apoyo a la vigilancia epidemiológica (LAVES); laboratorios a cargo de una división específica del IMSS; laboratorios particulares; laboratorios de la academia (aquí están el CNyN y el CICESE), y hospitales públicos.

Respecto al sistema de tele consulta médica que está por ser transferido al sector salud local, el investigador responsable, Salvador Villarreal Reyes, expuso los cambios que se le hicieron a la interfaz que se probó en días pasados, y la mostró a los asistentes. Captura y despliega datos generales (nombre del paciente, RFC, edad, sexo), tensión y pulso, frecuencia respiratoria, temperatura, oxigenación, estatura, peso, estado de alerta y estado de alteración mental. Con ellos, el médico que recibe al paciente llena un informe y el sistema despliega resultados con base en dos escalas: NewScore y qSOFA; a partir de ellas se puede decidir el tipo de tratamiento, y en caso que lo requiere el paciente, el sistema puede establecer contacto (por video llamada) con un especialista.

La doctora Lineth Hernández consideró que el sistema puede ser bastante útil, y dijo que en el caso del Hospital General buscará que un médico en Urgencias, por turno (hay 3 turnos), esté siempre localizable para atender las video llamadas, en tanto que en la clínica de la colonia Obrera serían 2 médicos (trabajan 2 turnos solamente).

Aparte, Rosa Mouriño Pérez informó que gracias al apoyo recibido de la empresa Sanoviv y de la Asociación de Personal Académico del CICESE (APACICESE), se produjeron 1,200 litros de soluciones desinfectantes para piel y superficies, de los cuales 25 galones se entregaron a la Cruz Roja y la misma proporción se entregó al ISSSTE y al ISSSTECALI. Todo lo demás se donó a la Jurisdicción Sanitaria en Ensenada.

Dijo que está pendiente que el Ayuntamiento de Ensenada confirme si apoyará el proyecto denominado CaOZ, que consiste en elaborar cámaras para sanitizar el equipo de protección que utilizan el personal médico y académico, basadas en el uso de ozono y luz ultravioleta. Utilizar estas cámaras permitiría reusar el equipo de protección que ya se tiene y disminuir los gastos de compras.

Por invitación del regidor Raúl Vera participó Rubén León, quien se comprometió a donar tapetes sanitizantes para la entrada y salida del personal de los laboratorios de Bioseguridad del CICESE y el CNyN. Mencionó que estos tapetes están hechos de PVC y solo se necesita vaciar una solución de cloro con agua para desinfectar el calzado. Mencionó que en España, una quinta parte de la dispersión del contagio se debió a la falta de sanitización del calzado.

En la reunión también se presentaron los avances en los proyectos de respiradores en los que trabajan en la UNAM y en el CICESE. Ambos grupos continúan en fase de pruebas.

 

Palabras clave: COVID-19, Bioseguridad, Alexei Licea, Rosa Mouriño, diagnóstico

anterior