Organizan primer curso virtual sobre Propiedad Intelectual



Ciencias del mar y de la Tierra

Debido al confinamiento, es un momento crítico el que estamos viviendo, pero también puede ser una gran oportunidad para generar contenido, generar propiedad intelectual, y obviamente comercializar nuestras creaciones, productos o invenciones con la debida protección.

Esto lo señaló el Lic. Óscar Rivas Salas, instructor del Curso Básico de Propiedad Intelectual que el CICESE ofreció de manera virtual el pasado 28 de abril, el cual tuvo tres objetivos principales: Dar a conocer los temas y conceptos principales de la propiedad intelectual (PI) y su importancia para la generación de valor; informar sobre las principales figuras de la PI, y concientizar a la audiencia sobre el valor de la PI que generan.

Óscar Rivas, quien tiene a su cargo el área de Propiedad Intelectual en la Dirección de Impulso a la Innovación y el Desarrollo (DIID) del CICESE, dijo que la PI “…siempre ha sido muy importante y valiosa, porque todos la generamos, a veces sin darnos cuenta. Y todo lo que nosotros creamos, nuestra propiedad intelectual, puede ser protegida y puede ser monetizada”.

Precisamente en el curso trató de ofrecer las herramientas para obtener beneficios de esos productos de PI, y entender cómo se pueden comercializar.

Comenzó diciendo que la propiedad intelectual es territorial. “Si quieres tener los derechos en un país, hay que pagar por esos derechos en ese país. Es por ello que pueden escuchar comerciales que mencionan: ‘es de patente alemana, o de patente europea’. Eso lo que significa es que en México no han pagado la patente; por ende, en México no debería tener protección porque no se hizo el pago.

“La otra cosa muy importante de la Propiedad Industrial es que tiene caducidad, y que cada país tiene soberanía o la independencia de otorgar o denegar las solicitudes. Esto quiere decir que si tú tienes una patente concedida en México, no necesariamente te la van a otorgar en Estados Unidos, en Europa o en Japón. Cada país tiene la prerrogativa para decidir si te van a otorgar o no las solicitudes, dependiendo de sus leyes, de su soberanía”.

Mencionó un caso como el que vivimos, en que existe una emergencia sanitaria por una pandemia. “Por ejemplo, supongamos que ustedes tienen una patente para un medicamento contra el sarampión, y hay un brote de sarampión en África. Entonces ese país donde se vive la emergencia puede decidir hacer públicas esas patentes porque se necesitan para un bien común. Esa es una prerrogativa que un país tiene por ser libre y soberano”.

Durante el curso, el cual tuvo una asistencia virtual superior a 65 personas interesadas en el tema, Óscar Rivas presentó información general de la propiedad intelectual: su marco jurídico (la Ley de la Propiedad Industrial, la Ley Federal de Derechos de Autor y la Ley Federal de Variedades Vegetales), definiciones, y presentó las instancias que conforman en México el sistema de la propiedad intelectual: el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INAUTOR) y el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS).

Sobre las invenciones, habló de la propiedad industrial que aplica: patente, modelo de utilidad, diseño industrial y secreto industrial.

Lo mismo hizo de los signos distintivos, que son las marcas tradicionales, no tradicionales, las marcas colectivas y la denominación de origen.

Respecto a derechos de autor (concedidos a creadores de obras), definió los tipos de obras que abarca, además de que ejemplificó el derecho patrimonial y el derecho moral. Esto es, lo relativo a paternidad de la obra, integridad de la obra, y quién tiene los derechos de reproducción y de explotación de la obra.

Luego pasó a definir cuáles son los tipos de derecho de obtentor, qué podemos esperar de ellos y cómo podemos beneficiarnos de este tipo de propiedad intelectual.

Finalmente habló sobre los mitos y casos famosos que existen en esta materia, destacando que en varios casos se trata de versiones sensacionalistas que destacan los medios o las redes sociales.

Dijo que se trató del primer curso virtual que organiza la DIID, y que se realizó en el marco de las celebraciones del Día Mundial de la Propiedad Intelectual. Es la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, que se fundó en 1967 y reúne a 192 países, el organismo que convoca a conmemorar la importancia de proteger los procesos y productos creativos e innovadores cada 26 de abril. La DIID del CICESE se suma a la celebración de este día, dando énfasis a la investigación científica. En esta ocasión se distinguió bajo el lema "Innovar para un futuro verde".

 

Palabras clave: Propiedad Intelectual, curso, Oscar Rivas

anterior