Recursos naturales, innovación y desarrollo, desde Hannover Messe 2018




Ciencias del mar y de la Tierra

Hannover, Alemania, a 25 de abril de 2018.- En Hannover Messe 2018, la más importante feria de desarrollo tecnológico, industria e innovación, tres asociados del Sistema de Centros de Investigación CONACYT están presentando algunos de sus proyectos más destacados en el tema de recursos naturales, innovación y desarrollo: ellos son el CICESE, CIMAT y el CICY.

Diagnóstico rápido de tuberculosis y HIV (CICESE)

El CICESE presenta en Hannover su método de diagnóstico rápido de tuberculosis y HIV, mismo que no requiere de un equipo de laboratorio. Para hacer el diagnóstico se necesita: una tarjeta de papel, una gota de sangre del paciente, y un teléfono celular inteligente que tenga cargada previamente una aplicación. 15 minutos bastan para hacer el diagnóstico. Así de simple y rápido.

¿Cómo funciona? Sobre una de las tarjetas de papel se coloca una gota de sangre, que se difundirá y, dependiendo de qué tanto se expanda la sangre sobre el papel, será un resultado positivo o negativo. Si la sangre llega hasta el final de un dibujo sobre el papel, entonces el diagnóstico es negativo. ¿Qué sucede cuando la sangre no llega hasta el final? El papel contiene anticuerpos de tiburón, mismos que reconocen los eritrocitos humanos (glóbulos rojos). Si el paciente está infectado, tendrá sus propios anticuerpos que van a formar una red, y ésta evitará que la sangre se distribuya ampliamente en el papel. De manera muy clara y concreta, a simple vista, es posible saber si el diagnóstico es positivo o negativo. Sin embargo, con el fin de evitar errores o apreciaciones subjetivas, se desarrolló una aplicación para que, con un teléfono celular inteligente, se tome una fotografía del papel con la muestra de la sangre. Los algoritmos de la aplicación interpretan el resultado y corroboran si es positivo o negativo para tuberculosis, para HIV1 o para HIV2. Cabe mencionar que no es necesario contar con Internet al momento de utilizar la aplicación.

El Dr. Alexei Fedorovish Licea Navarro, Director de la División de Biología Experimental y Aplicada del CICESE, explica que este proyecto fue pensando para poblaciones que están muy alejadas de los centros de salud, porque no requiere equipo de laboratorio. Se desarrolló originalmente para tuberculosis y HIV, para países muy necesitados que no cuentan con infraestructura. Pero este diagnóstico puede adaptarse para cualquier tipo de enfermedad infecciosa, e incluso para enfermedades autoinmunes. “Podemos adaptar la tecnología a las necesidades de cada país o región.”

En México están por concluir las pruebas clínicas, y se está haciendo el registro correspondiente ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS). Se espera que a finales de 2018 esté en el mercado mexicano y, posteriormente, podrá exportarse. El precio en el mercado será de un dólar, aproximadamente, por cada hoja o tarjeta. Tres diagnósticos por dólar, ya que la aplicación es gratuita y solo requiere ser instalada previamente.

Se trata del único desarrollo en el mundo con este formato. Los anticuerpos de tiburón fueron desarrollados en el CICESE, así como la prueba de concepto. La empresa mexicana UNIMA desarrolló la aplicación. Un esfuerzo en conjunto, para beneficio de muchos.

Los proyectos del CIMAT y CICY

El Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT) presentó en la feria de Hannover Messe varios proyectos que han desarrollado aplicando modelos matemáticos para la industria, empezando por uno para la automatización de una empresa de quesos.

Otro de sus proyectos fue desarrollado para grandes tiendas. Les permite saber el inventario que deben tener, cómo va a variar respecto a la demanda de productor, o cómo otras variables afectan la demanda (incluido el clima y la presencia de otros productos). Uno más se elaboró para tratamiento y selección de aguacate mediante métodos de espectrometría que mide la cantidad de materia grasa en cada fruto, lo que permite mejorar la calidad de los productos que se seleccionan y exportan.

El Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) exhibió dos de sus proyectos del área de biotecnología. Uno ha sido el estudio de chile habanero, el cual han tratado de definirlo bioquímica y molecularmente desde 2003, además de generar un banco de germoplasma con más de 200 accesiones de variedades criollas de chile habanero de la península de Yucatán. A partir de ellas se fueron seleccionando características relevantes que les pudieran dar un valor agregado, y se han desarrollado muchas variedades nuevas de chile habanero que pueden ser más competitivas que las que actualmente se cultivan y están en el mercado. En una segunda etapa, se están desarrollando híbridos de chile habanero.

En el otro proyecto, lo que los investigadores del CICY aprendieron del henequén lo están trazando a otros agaves, como los usados para producir tequila y mezcal. Este proyecto tiene dos vertientes; por un lado, rescatar el germoplasma de agaves, que es una de las más grandes riquezas del país en cuanto a biodiversidad. Y por otro lado, proporcionar una oportunidad a los productores de mezcal para que industrialicen sus procesos. Gracias a este proyecto, hay más de 500 mil plantas propagadas en campo, de 20 variedades distintas de agaves que se utilizan para hacer mezcal.

 

Palabras clave: Hannover Messe, feria de tecnología, centros CONACYT

anterior