Hasta pronto, Vicente Ferreira




Ciencias del mar y de la Tierra

Amigos, familiares, estudiantes, colegas y compañeros se reunieron para honrar la memoria de uno de los pilares fundamentales del Departamento de Ecología Marina del CICESE, Vicente Ferreira Bartrina, quien lamentablemente falleció la semana pasada.

A través de recuerdos alegres y gozosas experiencias, los asistentes celebraron la vida de un gran amigo, un gran mentor y un excelente consejero, para darle un “hasta pronto” a quien fuera definido por sus pares como un enciclopédico, un verdadero renacentista académico, una persona de gran habilidad científica y humana.

Formado como oceanólogo geólogo (cuando todavía había esa diferenciación en Ciencias Marinas), en su trayectoria el ensenadense publicó 23 artículos académicos en importantes revistas científicas, como Science. Impartió 67 cursos en posgrado y formó parte de 96 comités de tesis. Por 37 años fue una persona elemental para las divisiones de Oceanología y Ciencias de la Tierra del CICESE.

La creatividad que lo caracterizaba - que para muchos parecía infinita- y su conocimiento fueron fundamentales para los estudios en los que participó, sobre todo para aquellos relacionados a núcleos de fondos marinos con sedimentos laminados en áreas anóxicas. Su entendimiento de cómo los sedimentos registran los grandes procesos de los océanos a lo largo de miles de años, le permitió (junto con Tim Baumgartner) reconstruir las variaciones poblacionales de sardina en los últimos dos milenios, un trabajo que hoy en día es referencia base para quienes estudian e investigan la paleoceanografía.

Los investigadores Óscar Sosa, Tim Baumgartner, Luis Calderón, Horacio de la Cueva, Juan Carlos Herguera, Sharon Herzka, su esposa Dolores Sarracino y, a nombre de los estudiantes, Teresa Nuche, compartieron experiencias para expresar el aprendizaje que Vicente Ferreira les dejó.

 

Vicente Ferreira, el anfitrión ensenadense

Vicente y su familia fueron excelentes anfitriones para quienes llegaron al CICESE desde otras ciudades. “Muchos llegamos con la incertidumbre de habitar un nuevo lugar, pero con Vicente encontramos muchas respuestas para aprender sobre la región”, comentó el Dr. Óscar Sosa, quien fue bien recibido y aconsejado por Ferreira para adaptarse a cosas sencillas, desde cómo y dónde hacer las compras, hasta otras no tan sencillas como descubrir las maravillas geológicas de Baja California, incluido el cementerio de colmillos de tiburón en El Rosario. “Es un orgullo haberlo contado como colega…”, mencionó Sosa, su compadre.

 

Vicente, el mentor

Vicente no solo era un excelente profesor, también un buen mentor. Fue todo un Yoda, psicólogo y papá sustituto de muchos. Así se expresaron de él porque siempre estuvo dispuesto a ofrecer orientación, consejos y asesorías a quien lo necesitara, ya fuera por algo relacionado a la investigación o a la vida personal.

En 1991, Vicente creó la materia Ecología de la cuarta dimensión, curso que abrió a muchos los ojos para entender los procesos ecológicos marinos a partir de la perspectiva de la variabilidad en el tiempo y el espacio. Muchos estudiantes consideran este curso uno de los más valiosos para su formación.  

“El profe Vicente tenía una curiosidad por la vida que no tenía límites y una manera diferente de enseñar”, mencionó la estudiante de doctorado Teresa Nuche, “Su entusiasmo era extremadamente contagioso para todos nosotros […] Salir a campo con el profe era sumamente motivante, una oportunidad para abrir la mente”, dijo y agradeció sus enseñanzas a nombre de todos quienes fueron sus estudiantes.

Vicente, el enciclopédico

“Se supone que los comités de tesis son para enseñarles a los estudiantes, pero en realidad Vicente nos enseñaba a todos”, aseguró el investigador Luis Calderón, “No había nada que le preguntara, que no supiera. Eso sí, con respuestas largas”.

Vicente y sus amigos, compañeros y estudiantes solían reunirse para intercambiar ideas sobre evolución, filosofía de la ciencia, política científica, desarrollo tecnológico. Y Vicente sabía de todo: arte, ciencia, tecnología.

Innegablemente, tenía también una habilidad ingenieril sorprendente. Construía, reconstruía y adaptaba instrumentos de muestreo. Por su precisión y dedicación, salvó campañas oceanográficas en cruceros Xiximi y del Consorcio de Investigación del Golfo de México (CIGoM). Sus habilidades lo llevaron hasta Perú y Chile, donde dejó un legado de personas bien entrenadas para realizar este tipo de actividades.

Vicente tenía muchas características particulares, entre ellas, saber buscar. La sensibilidad por explorar su alrededor lo hacía todo un genio para encontrar tesoros en las segundas de Los Globos y Valle Verde. “Y como sabía de todo, podía escoger de todo, y regatear buenos precios. ¿Cómo no gozar esos momentos con él?”, mencionó la Dra. Sharon Herzka, quien destacó la fascinación que tenía Vicente por todo lo que hacía, por su trabajo y por su familia.

Vicente de frente

Sus amigos aseguraron que Vicente era ese amigo honesto, difícil, que todos apreciaban por esa razón. Era una persona que decía las cosas como eran y de frente. “Él decía las cosas como las tenía que decir […] Su corazón era grande, su conocimiento era grande. Vicente nos ayudó a todos”, dijo Horacio de la Cueva, investigador y amigo.

“Vicente tenía su lado difícil. A él no había que entenderlo, había que aceptarlo y amarlo como era”, mencionó Dolores Sarracino, su esposa. “Tenía una férrea necesidad de que el otro fuera fuerte. Le gustaba enseñar, retar, poner en aprietos a la gente […] era un hombre extraordinario”, dijo.

El CICESE lo va a extrañar

Sin duda, por ser una persona tan valiosa, una persona que impactó tantas vidas, no son de extrañar todas las muestras de cariño que ha recibido su familia en estos momentos difíciles, acordaron los asistentes.

Con un nudo en la garganta y un hueco en el corazón, las personas que tanto lo aprecian le rindieron honor en un minuto de aplausos.

Ese era Vicente.

Descanse en paz.

 

 

Quien desee compartir un recuerdo o dedicar algunas palabras, puede hacerlo en este blog: vicenteferreirabartrina.blogspot.mx

Palabras clave: Vicente, Ferreira, Bartrina

anterior