Empezó aquí el vigésimo Congreso Mexicano de Robótica


Por primera vez organizan talleres para niños y jóvenes



Ciencias de la información

La robótica jamás va a sustituir a la inteligencia humana: la labor intelectual siempre será realizada por el hombre. Eso es insustituible. Simplemente las labores repetitivas, las rutinarias y sobre todo las que pongan en riesgo la integridad de los seres humanos o dificulten la exploración de lugares inhóspitos, serán hechas por robots. Por ello la robótica nos va a traer beneficios y hará más cómoda nuestra vida.

Este vistazo a la reconfiguración prevista de nuestras actividades, que proviene del temor de que en el futuro haya desempleo masivo a consecuencia del desarrollo de robots y de la inteligencia artificial, ocurrió en la apertura de trabajos del XX Congreso Mexicano de Robótica (COMROB 2018) que el 12 de septiembre se inauguró en el CICESE, y que por tres días reúne a especialistas de todo el país en temas como robótica humanoide, móvil, médica, educativa, aérea, industrial, manufactura y áreas afines que la complementan, como simuladores, control y visión.

César Cruz Hernández, investigador del CICESE y presidente del comité organizador del congreso, dijo en entrevista que la robótica no es en sí una disciplina pura. “En ella confluyen un sinfín de áreas. Es multidisciplinaria. Convergen la mecánica, la electrónica, la inteligencia artificial (IA), las ciencias de la computación en su faceta de visión artificial, entre otras.

“No es extraño ver que todas esas disciplinas y sus aplicaciones vayan a diferentes campos como la medicina, las investigaciones oceanográficas en aguas profundas, la exploración de pozos. Sobre todo en cuestiones de terrenos inhóspitos, donde se ponga en riesgo la integridad del hombre. También las operaciones quirúrgicas se llevan a cabo por medios automáticos, y se está procurando que, a futuro, en lugar de brindar tratamientos con medicinas clásica se inserten chips para que ataquen los virus a nivel celular. No creo que haya una área que no converja en la robótica, y que de la robótica se vaya nuevamente, con aplicaciones, a todas esas disciplinas”.

Sin embargo persiste el temor de que los robots o la inteligencia artificial terminen substituyendo a los humanos en ciertas tareas. Como referencia, el maestro Alejandro Bahena Flores, subsecretario de Educación Básica del Sistema Educativo Estatal de Baja California, mencionó que “en América Latina más o menos el 65 por ciento de los empleos están en riesgo de desaparecer porque la inteligencia artificial, a través de la robótica, está sustituyendo la mano de obra, la mano conductora del ser humano, en este tipo de empleos”.

Ejemplificó con las líneas de producción de automóviles, donde hoy se pueden ver trabajando robots en lugar de seres humanos. Sin embargo, reconoció que la robótica y la IA están transformando la sociedad. “En Europa, por ejemplo, las jornadas tradicionales de trabajo que conocemos aquí en México de 8 horas, se están reduciendo a 5 y 4 horas, y se está buscando que también la semana de trabajo ya no sea de 6 días, sino de 5 o de 4. A la IA no hay que tenerle miedo; hay que asumirla como un elemento de ayuda y apoyo al desarrollo humano”.

Para el doctor César Cruz esto ya ha existido. “Me remonto a las épocas de la revolución industrial en la que los obreros, como respuesta a la incipiente automatización, quemaban los talleres, las máquinas de hilado, en protesta pensando en que se les iba a desplazar de sus labores”.

Ante ese temor, señaló enfático, serán las labores repetitivas, rutinarias, las que pongan en riesgo la integridad del ser humano o aquellas donde no puedan llegar, las que hagan los robots. Más que desempleo masivo, habló de una reconfiguración de nuestras actividades.

Sobre el congreso, la doctora Dora Aydee Rodríguez Vega, presidente de la Asociación Mexicana de Robótica, informó que en tres días se estarán presentando 64 ponencias estrictamente evaluadas, cinco ponencias invitadas, tres conferencias magistrales y tres talleres. Se hará entrega del duodécimo “Premio Rafael Kelly” que reconoce al mejor trabajo presentado por un estudiante, y se hará entrega del sexto “Premio AMROB”, que tiene como objetivo reconocer la mejor investigación realizada en instituciones de educación superior, nacionales e internacionales.

De los talleres, dijo que es la primera ocasión que se ofrecen a niños de primaria, secundaria y preparatoria. “Se trata de motivarlos, de involucrarlos. A nivel nacional hay un gran auge para que los niños estudien no solamente robótica, sino carreras en el área de la ciencia. Nosotros, como Asociación Mexicana de Robótica, estamos aportando en la motivación de los niños”, indicó.

Respecto a las ramas de la robótica que tienen mayor desarrollo en México, destacó el área de control, de robótica médica, de háptica (relativa al tacto) y el desarrollo de simuladores. “Antes hablábamos de robótica industrial y solo ciertas industrias tenían acceso. Ahora con tanta tecnología a nuestro alcance (p.ej. impresoras 3D con selección de diseño electrónico) los estudiantes de posgrado pueden hacer aportes que son competitivos a nivel nacional. Es decir, tenemos mucha tecnología que nos permite aplicar lo que estamos desarrollando en el país, y no solamente quedarnos en diseño”.

Definió al Congreso Mexicano de Robótica como un espacio donde los miembros de esta comunidad presentan avances y resultados de su investigación, y donde los jóvenes estudiantes reciben críticas constructiva de los expertos en el área en un ambiente de respeto y cordialidad, fomentando la creación de redes de colaboración. “Estamos convencidos que este tipo de eventos contribuyen a la generación de conocimiento y al desarrollo tecnológico del país”.

La inauguración del congreso estuvo a cargo del doctor Guido Marinone Moschetto, director general del CICESE. Investigador en oceanografía física, destacó que la exploración de aguas profundas (a 4, 6 u 8 mil metros) se hace con vehículos robotizados. “Tiene la robótica un papel muy importante y hay que aceptar que ya está en nuestra vida cotidiana”.

Las actividades académicas del COMROB 2018 se realizará en instalaciones del CICESE, en tanto los talleres para niños y jóvenes se realizarán en instalaciones de la UABC, campus El Sauzal. Es organizado del 12 al 14 de septiembre conjuntamente por este centro de investigación, la UABC (a través de la Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño) y el Sistema Educativo Estatal de Baja California.

Palabras clave: Robótica, Inteligencia artificial, Congreso Mexicano de Robótica, César Cruz

anterior