Capítulo estudiantil de la SEG: planes y perspectivas, ante el cambio en la mesa directiva




Ciencias del mar y de la Tierra

Entre las acciones planeadas por el Capítulo Estudiantil de la Sociedad de Geofísicos de Exploración (SEG), integrada por alumnos del posgrado en Ciencias de la Tierra del CICESE, destaca el establecer mejores vínculos con otros capítulos estudiantiles en México y el extranjero, intercambios con la Colorado School of Mines, y una posible reunión con otros capítulos de esta organización en la que participen empresas mexicanas para que digan qué están buscando en el mercado laboral “y nos preparemos para ello”.

En entrevista con TODoS@CICESE, la actual mesa directiva, integrada por Beatriz Valdés Moreno, Josué Gabriel González Flores, Fernando Córdoba Ramírez e Iván César Bazaldúa Rodríguez (presidenta, vicepresidente, tesorero y secretario, respectivamente), hicieron un balance de las actividades que han desarrollado este año, y anunciaron que durante el mes de noviembre convocarán a elecciones para integrar una nueva mesa directiva, con lo que esperan dar continuidad al plan de trabajo y aprovechar al máximo las facilidades y beneficios que la SEG otorga a estudiantes agremiados.

Para empezar, recordaron que este capítulo estudiantil se formó a finales de 2016, de manera que su primera actividad fue organizar aquí en febrero una conferencia por parte de la Dra. Claudia Arango, investigadora del Instituto de Geofísica de la UNAM.

Lo interesante de su plática es que se apartó de los temas convencionales que se manejan en geofísica, casi siempre orientados a hidrocarburos, agua o minería. En esta ocasión abordó el uso de métodos geofísicos para determinar en qué momento y en dónde un país realiza alguna prueba nuclear.

La Dra. Arango forma parte de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) que depende de la ONU. Es un tema interesante porque si un país hace una prueba en secrecía, con métodos geofísicos se puede determinar qué zona fue afectada por un ensayo nuclear.

“De hecho, el 3 de septiembre Corea de Norte hizo una prueba con una arma bastante fuerte. En el mundo hay sismógrafos en diferentes localizaciones registrando todo el tiempo. Un sismo tienen una determinada firma, y la puedes detectar con el registro del sismógrafo. En cambio, un ensayo nuclear es una explosión momentánea y tiene otra firma. (Con los registros) pueden determinar si hubo un ensayo nuclear, y si tienes varias estaciones puedes conocer la ubicación donde ocurrió. Así se supo que Corea del Norte lo había hecho”, indicó Josué Gabriel González.

Beatriz Valdés dijo que a raíz de la conferencia impartida por la Dra. Arango, una estudiante de maestría (Stephany Ortiz Aguilar) está haciendo su tesis en esta área. “Se espera que una explosión nuclear deje una caverna, pero se sabe que no solamente existen cavernas nucleares, sino también cavernas naturales. Ella está haciendo simulación numérica para ver cómo se comportan las ondas (sísmicas) y determinar (o encontrar) una firma característica con la cual decir: esta es una caverna natural y esta otra fue producida por una explosión nuclear. Y todo salió a raíz de esa conferencia”.

La CTBTO fue fundada por la ONU en 1997 para intentar prohibir los ensayos nucleares “sobre la superficie terrestre, en la atmósfera, bajo el agua o bajo tierra”, por parte de los 44 países que fueron designados por tener un reactor nuclear o, al menos, un nivel avanzado en tecnología nuclear (incluido México). Algunos países no han firmado ni ratificado el tratado (India, Pakistán y la República Popular Democrática de Corea), y otros cinco lo firmaron pero no lo ratificaron, como Estados Unidos.

Otra actividad, en marzo, fue la participación que tuvieron dos estudiantes del CICESE en el SEG Challenge Bowl, un concurso de conocimientos en temas de ciencias de la Tierra, principalmente en geofísica y geología, que se realiza en formato de parejas (ver nota relacionada).

“Fue nuestra primera participación en este concurso. La pareja ganadora pasa y compite a nivel Latinoamérica; nosotros no llegamos a ese nivel, pero sirvió como experiencia para ver cómo es este concurso. Esperamos volver a participar el siguiente año, ya con más experiencia”, indicó Josué Gabriel González.

Otra actividad en la que participaron fue la Olimpiada Estatal de Ciencias de la Tierra, un concurso celebrado el 16 de junio en el que participan estudiantes de bachillerato. El CICESE ha venido organizando este certamen desde hace 22 años en conjunto con la Unión Geofísica Mexicana (UGM).

“El capítulo estudiantil estuvo proporcionando apoyo logístico durante el evento. Estuvimos recibiendo a los participantes y acompañándolos por los diferentes recorridos que hicieron por la División de Ciencias de la Tierra. Fueron al laboratorio de Petrología, a RESNOM, al CEMIE-Geo. Entraron también a los almacenes donde se guardan los equipos de exploración”, comentó Beatriz Valdés.

La actividad más reciente fue la plática que impartió aquí el 13 de octubre el Dr. Martin Tygel, de la Universidad de Campiñas, Brasil, como parte del programa Conferencias Honorarias para Latinoamérica 2017 que auspicia la SEG.

Esta sociedad, una de las más grandes organizaciones geofísicas y con mayor vinculación con empresas, revisa periódicamente los temas más recientes o relevantes que hay a nivel mundial, selecciona dentro de sus agremiados a uno especializado en el tema y lo designa para que cubra el programa de Conferencias Honorarias, por región.

Fue así como solicitaron que el Dr. Martin Tygel incluyera Ensenada en su rol de pláticas para Latinoamérica, para lo cual contaron con el soporte de la Dirección de Ciencias de la Tierra del CICESE y de la sección de Apoyos Estratégicos del CONACYT, que otorgó una subvención para viáticos. Y agradecieron también a su faculty advisor, el Dr. Jonás de Basabe Delgado, por sus gestiones.

Martin Tygel presentó la teoría y aplicaciones de algunas de las herramientas fundamentales en el procesamiento de datos sísmicos de multi-cobertura. Combina, por así decirlo, geofísica y cómputo de alto desempeño, “y esto es relevante para la industria porque el procesado que él hace es algo que eventualmente se va a incorporar a las metodologías de la industria. Es una manera de unir la industria y la academia, que a veces están un poco separadas”, indicó Fernando Córdoba.

Respecto a la actual membresía del capítulo, señaló que es de 21 personas. Pero se formó antes de que ingresara la nueva generación de estudiantes en el CICESE. “Por eso una de nuestras ideas es invitar a todos los alumnos de nuevo ingreso a que se unan”.

Y el mejor momento para hacerlo es en noviembre, cuando se lanzará la convocatoria para cambiar la mesa directiva. “Nosotros como miembros fundadores estamos muy interesados en que se le de continuidad al trabajo proyectado. Tenemos la nueva generación que acaba de entrar, y también está la generación de hace un año, que empieza en este periodo su etapa de tesis. Tenemos que lanzar la convocatoria para integrar una nueva mesa directiva y sería interesante (que la integren) estudiantes que estarán aquí un año más como estudiantes que acaban de entrar, para que a todos estos proyectos se les pueda dar continuidad. Eso sería lo ideal”.

Respecto a los beneficios o atractivos que supone la afiliación a la SEG para cualquier estudiante, destacaron los programas que han establecido para impulsar el desarrollo educativo, viajes, establecimiento de redes y liderazgo. Pero en corto, “el mayor beneficio, por el hecho de ser estudiante y pertenecer a la SEG, es que tienes acceso ilimitado a artículos. Nosotros como estudiantes de repente queremos alguna cita, buscamos la referencia y no la encontramos en ninguna parte. La ves en la pagina oficial pero te cuesta 19 dólares consultarla cuatro horas, y como estudiante es complicado pagar eso; pero con la membresía ya puedes tener acceso”, según Fernando Córdoba.

Y agregó: “También tienes un contacto hasta cierto punto directo con las empresas. Es muy importante para nosotros como estudiantes el involucrarnos y ver qué quieren las empresas para conocer qué requisitos necesitamos para ingresar al mercado laboral”.

Dentro de las actividades planeadas destacan promover la asistencia en 2018 a la reunión anual de la SEG que se realizará en Anaheim, California. La idea es que la mesa directiva incentive a los estudiantes de posgrado del CICESE para que sometan sus trabajos de tesis y asistan. Esto les dará una mejor visión de cómo están sus temas en el mundo, así como en las propias empresas.

Beatriz Valdés puso énfasis en establecer más vínculos con los otros capítulos estudiantiles de México y el extranjero. Al respecto, ya existe un contacto con la Colorado School of Mines, que visitó Jonás de Basabe. De ahí surgió la idea de establecer un intercambio de alumnos. “Nosotros sabemos en qué trabajamos y en qué trabajan (los alumnos) en la UNAM, pero no sabemos qué hacen en otras partes del mundo. Entonces, para saber en qué nivel estamos y compararnos, necesitamos ver en qué se está trabajando. Igual un tema de ellos puede ser de interés para nosotros, y viceversa. Así podríamos combinar nuestros trabajos”.

Otro aspecto tiene que ver con la organización de algún congreso o reunión académica en la que pudieran asistir no solamente estudiantes de otros capítulos de la SEG, sino también empresas. Esta idea de invitar al sector privado a una reunión con estas características se las propuso el Dr. Martin Tygel. “Muchos de nosotros tenemos en la mente que queremos trabajar, pero ¿cómo nos ‘vendemos’ ante las empresas? Necesitamos saber qué están buscando ellos en nosotros, y prepararnos para ello”, indicó finalmente.

Palabras clave: capítulo estudiantil, SEG, Geofísicos de Exploración, Beatriz Valdés

anterior