Sostiene CONACYT diálogo con investigadores del CICESE


Director de Centros CONACYT atiende invitación de la APACICESE



Vinculación

Con la finalidad de establecer un diálogo con el personal académico de este centro de investigación, de conocer cuáles son las labores que realizan, con qué equipos, sus inquietudes respecto al presupuesto destinado al sector, así como su papel como funcionarios públicos, pero no en el sentido tradicional y estricto del término (“de escritorio”, digamos) sino como personal que realiza actividades académicas y de investigación lo mismo con proyectos de frontera que de utilidad directa a la sociedad, el director adjunto de Centros de Investigación del CONACYT, Dr. José Alejandro Díaz Méndez, visitó el CICESE el pasado 9 de diciembre.

A invitación expresa de la Asociación de Personal Académico del CICESE (APACICESE), el doctor Díaz, acompañado del director Regional Noroeste del CONACYT, Dr. Guillermo Arámburo Vizcarra, sostuvieron primero una reunión con la mesa directiva de esta asociación y con los investigadores que participan en el Consejo Técnico del CICESE (el más importante de los cuerpos colegiados en la estructura organizacional de este centro); visitaron siete laboratorios y sostuvieron una reunión plenaria con investigadores.

Respecto a qué motivó la petición de que vinieran al CICESE la directora general del CONACYT y el doctor Díaz, la presidenta del APACICESE, Carmen Maya Sánchez, informó que por la situación de austeridad que se ha dado, específicamente los recortes presupuestales anunciados a principios de 2019 y el memorándum presidencial del 3 de mayo (que anunció medidas de austeridad y recortes del 30 al 50% en partidas presupuestales que afectaban el gasto operativo de dependencias y entidades, incluidos los Centros Públicos de Investigación) y todo lo que se manejó en la prensa.

“Nos daba la impresión que no estaban tomando en cuenta las actividades de investigación y académicas que estamos haciendo. Sentíamos que nos estaban considerando como funcionarios federales; que sí lo somos, pero con características distintas. Somos personas que hacemos investigación, de frontera en muchos de los casos, pero también investigación que sirve a la sociedad, a la localidad.

“En esta visita hemos mostrado solo unos pocos laboratorios, muy poquito de todo lo que somos, pero es importante que sepa lo que hacemos, el tipo de investigación a la que nos dedicamos, que se requieren recursos, que hay necesidades en laboratorios (…) que tienen equipos de punta muy costosos y a los que hay que darles mantenimiento. Y que muchas de nuestras actividades, como te decía, sirven a la sociedad. Por ejemplo acabamos de ir con Modesto Ortiz, quien nos habló de tsunamis, de la red nacional de alerta de tsunamis y de los programas de cómputo que han generado”.

Respecto a la reunión que sostuvieron con la mesa directiva de la APACICESE y académicos que están en el consejo técnico, dijo que lo sintió “muy receptivo, con la finalidad de conocernos y de saber cuáles son nuestras preocupaciones y hacerlas del conocimiento del CONACYT”.

En esa reunión el doctor Díaz comentó que para tener más en cuenta la opinión de los científicos, se piensa estructurar un consejo de investigadores conformado por personal de los distintos centros. La convocatoria y lineamientos de cómo funcionará esperan darla a conocer el próximo año.

Esto lo confirmó en la reunión plenaria realizada con investigadores en el auditorio institucional. Ahí anunció que este Consejo Consultivo de Investigadores de los Centros CONACYT es una iniciativa que aportará opiniones sobre cómo construir un modelo adecuado para el futuro de estos centros de investigación. Se presentará en enero o febrero de 2020 para comenzar a recibir comentarios.

Sobre cuestiones presupuestales, dijo que en 2019 el CONACYT recibió un total de 24 mil 767 millones de pesos. En 2020 recibirá 25 mil 658 millones de pesos, de los cuales 6 mil 100 millones serán para los centros de investigación, lo que representa un incremento de 6.7% respecto al año anterior en este rubro. A una escala mayor, el Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación (PECITI), que también anunció que está listo y será presentado en breve, será apoyado por el gobierno federal con 98 mil 316 millones de pesos, que representan 3.8% de aumento respecto a 2019.

También señaló que entre 2013 y 2018 México avanzó siete lugares en la métrica de innovación (pasó del lugar 63 al 53 en el ranking de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual -OMPI-), pero perdió 16 en el de eficiencia (del 56 pasó al 72). Y lo ilustró con estas cifras: en 2018 el presupuesto del CONACYT para Ciencia Básica fue de 2 mil 936 millones de pesos, mientras que el de Estímulos a la Innovación fue de 17 mil 819 millones, transferidos a empresas del sector privado. Esto quiere decir, que a pesar de que subió el gasto, hubo menos eficiencia.

El CONACYT en esta nueva administración quiere corregir esto; es decir, reemplazar la transferencia de recursos a las empresas y dirigirlo en su lugar a proyectos de ciencia comprometidos con el bienestar de la sociedad y el cuidado del medio ambiente. Y son los centros de investigación, no las empresas, quienes deberán articular esta política, advirtió el funcionario.

De hecho, estos dos elementos, el bienestar de la sociedad y el cuidado del medio ambiente, constituyen las nuevas variables que, junto con las acciones que provienen del gobierno, del sector empresarial y la academia (la llamada triple hélice), conforman el nuevo esquema con el que pretende trabajar el CONACYT en los próximos años, denominado penta hélice. Con él busca encontrar no solamente soluciones sustentables e independencia tecnológica, sino colaborar en la creación de nuevas empresas con base científica y tecnológica que, a su vez, abran nuevas cadenas productivas que involucren a la sociedad, generando así empleos más duraderos, especializados y mejor pagados.

El nuevo CONACYT, agregó, tiene cinco ejes rectores que son el fortalecimiento de la comunidad científica, realizar ciencia de frontera, los 14 Programas Nacionales Estratégicos (PRONACES), el desarrollo tecnológico e innovación abierta, así como difusión y acceso público de la ciencia.

Por ello se tiene considerado un techo presupuestal de mil 659 millones de pesos para la convocatoria de Ciencia de Frontera (de 2013 a 2016 se otorgaron 2 mil 936 millones en total; en 2017 y 2018 no hubo convocatoria), y de más de 500 millones a los 14 PRONACES.

 

Palabras clave: APACICESE, nuevo CONACYT, Carmen Maya, Alejandro Díaz

anterior