Firman CICESE y Ortomolecular convenio de colaboración


Plantean novedoso esquema para desarrollar proyectos de negocios



Vinculación

Tengan la confianza de que vamos a hacer proyectos, pero nuestra visión no es solo hacer proyectos de investigación, nuestra visión es hacer negocios. Nosotros sabemos dónde están los negocios, sabemos cómo se hacen y tenemos con quién hacerlos. Lo que nos falta es el cerebro para desarrollar los negocios, y ese cerebro está en el CICESE y está en nuestros investigadores. Lo que vamos a hacer ahora es unir fuerzas y desarrollar esos proyectos, pero ya no desde el plano de la investigación, sino desde el plano de la inversión.

Esto es: vamos a definir cómo nos juntamos los investigadores de todos los campos para hacer un proyecto muy específico, muy potencializado; ver cómo lo desarrollamos, lo acomodamos y vendemos, y cómo ganamos todos.

Esto lo señaló el Dr. Adolfo Solís Farías, inversionista y director de Ortomolecular S.A de C.V., un grupo privado que se está asentando en Baja California y que busca invertir en el sector de ciencia, y que este 25 de junio firmó un convenio general de colaboración con el CICESE.

Dijo que este centro de investigación es uno de lo más prestigioso en México, “y nosotros queremos apoyarnos con ustedes. Nuestro equipo técnico se conforma por expertos igual que ustedes, de alto nivel, de alta calidad. Queremos reclutar a todos los científicos que de aquí egresen (…) y ser una fuerza de apoyo para el CICESE y que el CICESE sea una fuerza de apoyo para nosotros”.

La firma del convenio se realizó en una reunión donde estuvieron presentes, por parte de Ortomolecular S.A. de C.V., la representante legal Yarasbeth Bernal Zazueta, Giovanna Mayén, líder de proyectos de Física y el propio Adolfo Solís, mientras que por parte del CICESE acudieron el director general, Dr. Guido Marinone Moschetto; los directores de Física Aplicada y de Estudios de Posgrado, doctores Eugenio Méndez Méndez y Rufina Hernández Martínez, respectivamente, así como Gilberto López Mariscal (Departamento de Ciencias de la Computación), Edwin Martínez Aragón (Dirección de Impulso a la Innovación y el Desarrollo) y Elena Enríquez Silva (Coordinación de Apoyo Institucional y Seguimiento).

El doctor Guido Marinone destacó el interés por parte de empresarios e inversionistas por emplear recursos en la ciencia. “Es algo que le falta al país; estamos cortos en ese sentido, y ustedes encajan perfecto en este tipo de ideas. Además, nos preocupa el futuro de nuestros estudiantes, que encuentren dónde insertarse en el mercado laboral. Ese balance (que trabajen también en la iniciativa privada) es importante y en este momento no está balanceado, según nuestro punto de vista”, indicó.

Adolfo Solís describió como modelo de trabajo, que en cuanto los investigadores identifiquen algo que pueda tener mercado o ser llevado a la industria, las áreas operativas deberán trabajar de inmediato en el siguiente paso para llevarlo a su distribución en el menor tiempo posible. Esto es, abrir una unidad de negocios en el área del desarrollo para que rastree al comprador, y entonces desarrollar la idea del producto. “Hemos visto que al revés no funcionan las cosas” señaló.

Palabras clave: Ortomolecular, convenio, colaboración, Guido Marinone

anterior