Talleres de reorganización del SCPI



Vinculación

Adoptar nuevas formas de trabajo mediante la integración y el fortalecimiento de sus capacidades y recursos, es el objetivo de la reorganización de las 27 instituciones del Sistema de Centros Públicos de Investigación CONACYT cuyas vocaciones deben ser una herramienta del estado mexicano para contribuir a la solución de problemas nacionales sobre la base del conocimiento, y ser un motor del desarrollo del país a través de la atención tecnológica a sectores clave de la economía, gobierno  y sociedad.

Esta reorganización del Sistema de Centros Públicos de Investigación (SCPI) anunciada por primera vez en el CICESE el 10 de noviembre de 2016 por los doctores Sergio Hernández Vázquez y Salvador Lluch Cota, director adjunto de Centros de Investigación y director de Coordinación Sectorial del CONACYT, respectivamente, (ver nota) contempla tres grandes cambios: A) la reorganización en cinco coordinaciones definidas por las vocaciones de los centros luego del análisis de más de cinco mil proyectos:

B) la alineación temática del quehacer científico y tecnológico, a través de dos instrumentos: los Programas de Investigación de Largo Aliento (PILA) y las Estrategias de Centros para la Atención Tecnológica a la Industria (ECATI)

Y C) una estrategia de fortalecimiento de las capacidades a través de consorcios de centros enfocados a la atención sectorial y regional en temas prioritarios.

CICESE en dos coordinaciones

Las cinco coordinaciones son 1. Manufactura avanzada y procesos industriales; 2. Física, matemáticas aplicadas y ciencia de datos; 3. Medio ambiente, producción de alimentos y biotecnología; 4. Economía, política pública y desarrollo regional; 5. Historia y antropología social. El CICESE, por su carácter multidisciplinario, pertenece a las coordinaciones 2 y 3.

A lo largo de 2017, el proceso de reorganización del Sistema de Centros Públicos de Investigación CONACYT sigue su curso. Del 14 al 17 de agosto, en la Ciudad de México, personal del CICESE participó en los talleres de trabajo de las coordinaciones 2 y 3. Asistieron Guido Marinone, director general; Leonor Falcón, directora administrativa; Rufina Hernández, directora Estudios de Posgrado; María Concepción Mendoza, directora de Impulso  a la Innovación y Desarrollo; Silvia Moreno, subdirectora de Recursos Humanos; Norma Herrera, jefa del Departamento de Comunicación; Eugenio Méndez, representante académico en la coordinación 2, y Alexei Licea, representante académico en la coordinación 3

Cada taller, de dos días de duración cada uno, constó de cuatro fases: en la primera los homólogos de los centros que integran cada coordinación se reunieron para hablar sobre la identidad, las capacidades y la oferta competitiva de su respectivo centro con el fin de explorar las bases de una futura cooperación transversal y sistémica para atender problemas nacionales; en la segunda fase, con compañeros de diversas áreas y centros, analizaron el desafío que implica el fenómeno del cambio en una organización, sobre todo cuando lo propician fuerza externas al individuo.  Al respecto, a decir de los funcionarios del CONACYT, la reorganización del SCPI es un proceso cuyos efectos podrían verse en aproximadamente ocho años.

En la tercera fase, con compañeros de diversas áreas y centros, se trató de identificar variables que obstaculizan la interacción e integración de equipos de trabajo en las organizaciones y cómo disolverlas para una mejor colaboración entre coordinaciones y como sistema. En la cuarta fase, se agrupó el personal de las áreas sustantivas de cada centro de la coordinación para establecer acuerdos y compromisos para que desde cada centro se impulse la colaboración entre la coordinación a la que pertenece, en particular, y el sistema en general.

En la coordinación 2 el CICESE trabajó de manera colaborativa con el CIMAT, CIO, INAOE, INFOTEC, IPICYT; en el taller correspondiente a la coordinación 3 el CICESE trabajó a la par con CIAD, CIATEJ, CIB, CICY, ECOSUR, INECOL, IPICYT.

En palabras del director general del CONACYT, Enrique Cabrero, “el objetivo de los talleres fue generar una visión a mediano plazo a nivel de coordinaciones y subrayar la urgencia del trabajo colaborativo a nivel cada una de las coordinaciones en particular y del sistema en su conjunto. Con los acuerdos y compromisos establecidos en estas dos coordinaciones y los que emanen de las otras 3 coordinaciones del sistema, el CONACYT trabajará en un plan estratégico y tendrá insumos para abordar el próximo Convenio de Administración por Resultados de los centros. Esto va a marcar una nueva etapa en el desarrollo del sistema de centros. Esta es la manera como se está organizando la generación de conocimiento a nivel mundial. Estamos frente a una nueva dinámica de investigación a través de grandes proyectos interinstitucional e interdisciplinariamente. Estamos en la buena ruta, sin duda alguna, vamos a meterle velocidad y estoy seguro que vamos a ir viendo los beneficios de esto”.

Palabras clave: centros conacyt, Enrique Cabrero,

anterior